Público
Público

EEUU amplía las sanciones contra Irán

El Gobiernoexplica que el objetivo es disuadir de que se apoyen "las actividades ilícitas" iraníes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos ha anunciado la ampliación de las medidas punitivas contra compañías de energía, transporte y seguros, y personas vinculadas al programa nuclear de Irán o que le ayudan a evadir las sanciones internacionales. 'Hoy Estados Unidos está tomando los primeros pasos para aplicar y cumplir la resolución' del Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán aprobada la semana pasada, dijo el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

Su gobierno sancionó hoy al Post Bank, un banco estatal que el régimen iraní presuntamente usa para llevar a cabo de forma oculta transacciones que antes realizaba a través del Bank Sepah, que está en la 'lista negra' de la ONU.

También tomó nuevas medidas contra cuatro entidades y dos individuos vinculados con la Guardia Revolucionaria, un cuerpo al que acusa de jugar un papel 'central' en el programa de misiles de Irán y en su respaldo al terrorismo.

Además, Estados Unidos impuso sanciones contra cuatro empresas y más de 90 nombres de barcos usados por la compañía nacional de transporte marítimo de Irán, IRISL, para evadir los castigos a los que está sujeta desde el 2008, según Estados Unidos. Asimismo, aplicó medidas punitivas contra 22 compañías de petróleo, energía y seguros, con sede dentro y fuera de Irán, que son propiedad o están controladas por el gobierno de ese país.

Geithner explicó que el objetivo de las sanciones es disuadir a otros gobiernos y a instituciones financieras extranjeras de que lleven a cabo negocios con esas entidades y de esa forma respalden 'las actividades ilícitas de Irán'.

El secretario del Tesoro dijo que Estados Unidos busca el apoyo de otros gobiernos para la aplicación de medidas financieras adicionales contra Irán. 'Esperamos anuncios pronto' por parte de esos países, afirmó. Estados Unidos y sus aliados mantienen que Teherán pretende fabricar una bomba nuclear, mientras que el gobierno persa insiste en que su programa atómico tiene fines pacíficos.