Público
Público

EEUU aplaza la prueba de un misil por las tensiones con Corea del Norte

Japón anuncia que activará su protocolo antimisiles ante amenaza norcoreana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos ha aplazado una prueba balística prevista para la semana que viene en California a fin de 'evitar cualquier confusión o error de cálculo', habida cuenta del repunte de las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos, según confirmó este sábado una fuente del Departamento de Defensa.

'Esto es algo lógico, prudente y la forma responsable de actuar', declaró esta fuente bajo la condición de anonimato, en referencia a una prueba balística, planeada a largo plazo y que se tendría que ejecutar la semana que viene desde la base aérea de Vandenberg, en California.

La prueba del misil intercontinental Minuteman III no estaba vinculada a 'nada relacionado con Corea del Norte', de acuerdo con esta fuente, que ha precisado que hay otro lanzamiento programado para el mes de mayo.

En consonancia con los últimos pronunciamientos de la Administración estadounidense, esta fuente de Defensa ha insistido en que Washington está totalmente preparada para responder a cualquier amenaza de Corea del Norte.

Corea del Norte amenazó hace unos días con atacar las bases militares estadounidenses en Corea del Sur y en el Pacífico, los territorios de ultramar, así como el territorio continental. La Casa Blanca, hasta el momento, ha descartado que Corea del Norte vaya a lanzar un ataque.

Desde que Pyongyang declarara el 'estado de guerra' el pasado sábado de forma oficial contra Estados Unidos y Corea del Sur, el régimen de Kim Jong Un ha iniciado una escalada de las tensiones y ha exacerbado la situación en la península de Corea.

Estos movimientos se enmarcan en el recrudecimiento de las tensiones, que comenzó el año pasado, con los lanzamientos de cohetes de largo alcance en abril y diciembre, y que han continuado en 2013, con la prueba nuclear del pasado 12 de febrero por parte de Corea del Norte.

Ante esta escalada de la tensión, Japón también ha empezado a mover ficha: próximamente activará su protocolo antimisiles y neutralizar los que puedan venir de Corea del Norte. La orden, que podría anunciarla próximamente el ministro nipón de Defensa, Itsunori Onodera, implicaría el despliegue de destructores equipados con sistemas Aegis, capaces de realizar un seguimiento e interceptar proyectiles, ante la posibilidad de que el desafío de Corea del Norte supusiera una amenaza para el archipiélago.

No obstante, según las fuentes, a pesar de que 'no existe una alta posibilidad de que el misil tuviera como objetivo Japón', han determinado la necesidad de estar 'preparados para cualquier contingencia', en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

La orden de iniciar el protocolo antimisiles ha sido activada únicamente en tres ocasiones, la última en diciembre de 2012 tras el exitoso lanzamiento por parte de Pyongyang de un cohete de largo alcance. Según las fuentes, no se espera que la orden del Ministerio nipón de Defensa se haga pública para no alarmar a la población.

La tensión en la península norcoreana se disparó hace exactamente un mes cuando las nuevas sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU como castigo a la tercera prueba nuclear de Pyongyang provocaron las amenazas belicistas casi diarias por parte del régimen de Kim Jong-un.

En este sentido, informaciones adelantadas por los servicios de inteligencia de Seúl y Washington, revelaron recientemente el posible montaje de misiles de alcance intermedio en lanzaderas móviles de Corea del Norte. Los expertos surcoreanos creen que el régimen podría lanzar a modo de prueba un misil con motivo del aniversario, el 15 de abril, del nacimiento de Kim Il-sung, fundador del país y abuelo del actual dirigente, Kim Jong-un.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado estas acciones, al considerar que violan las resoluciones que prohíben a Corea del Norte desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos.