Publicado: 21.08.2015 21:53 |Actualizado: 22.08.2015 12:30

EEUU asegura haber matado al 'número 2' del Estado Islámico

La Casa Blanca anuncia que Fadhil Ahmad al Hayali murió en un ataque aéreo en Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Bandera del Estado Islámico, en una casa derruida en Siria.  REUTERS/ Thaier Al-Sudani

Bandera del Estado Islámico, en una casa derruida en Siria. REUTERS/ Thaier Al-Sudani

La Casa Blanca ha anunciado este viernes que el "número dos" del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Haji Mutazz, murió en un ataque aéreo estadounidense el 18 de agosto cerca de la ciudad iraquí de Mosul.

En un comunicado, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, detalló que Mutazz era "el segundo al mando del grupo terrorista" y también uno de los coordinadores del movimiento de "grandes cantidades de armas, explosivos, vehículos y personas entre Irak y Siria". Según la Casa Blanca, el líder yihadista murió a causa del ataque cuando viajaba en un vehículo cerca de Mosul junto a otro insurgente identificado como Abu Abdullah, que no se sabe si también ha fallecido..

Miembro del Consejo de la Shura y alto mando cercano al líder del EI, Abu Bakr al Baghdadi, al Hayali apoyó operativos del grupo yihadista tanto en Irak como en Siria, de acuerdo con Price. Además, este antiguo oficial iraquí y exmiembro de Al Qaeda en Irak fue "fundamental" en la planificación de las operaciones de los yihadistas en los últimos dos años, incluyendo la ofensiva que permitió al EI tomar el control de Mosul en junio de 2014.



La Casa Blanca enfatizó que la muerte de Mutazz "impactará negativamente en las operaciones del EI, dado que su influencia se extendió a las finanzas, medios de comunicación, operativos y logística" del grupo. "Estados Unidos y sus socios de la coalición están decididos a degradar y destruir a este grupo terrorista que ha causado tanto daño y sufrimiento a la población de la región y de más allá", subrayó el portavoz.

Mutazz fue teniente coronel del Ejército de Sadam Huséin y, tras la caída del dictador iraquí con la invasión estadounidense, en 2003, se unió a la rama local de Al Qaeda para intentar expulsar del país a las tropas extranjeras. Pero rápidamente cayó en manos de las fuerzas norteamericanas y fue recluido en 'Camp Bucca', una prisión estadounidense en Irak. "Al menos 12 altos cargos del Estado Islámico, incluido su líder, Abu Bakr al Baghdadi, estuvieron allí", dijo el Departamento de Defensa en diciembre.

Con el nacimiento de Estado Islámico, Mutazz se unió a sus filas y se convirtió en "la mano derecha" de Al Baghdadi, algo confirmado por un esquema jerárquico de la organización terrorista que fue encontrado en unas instalaciones bombardeadas a principio de 2014 en Irak.

Sin embargo, otras fuentes citadas por la prensa estadounidense describen a Mutazz como "un activo de alto rango del Estado Islámico, especialmente en Irak", lo cual queda probado por su desempeño como jefe de seguridad de los 'emires' de Bagdad y Nínive, pero no su 'número dos'. En este sentido, la cadena emiratí Al Arabiya apunta que Mutazz es en realidad el "gobernador" de la parte iraquí del autoproclamado califato de Estado Islámico.

Mutazz es el miembro más importante de Estado Islámico abatido hasta ahora, pero los expertos sobre terrorismo advierten de que podría no ser un golpe definitivo, debido a la gran capacidad de los milicianos de negro para regenerarse, incluso en la cúpula. La prensa estadounidense ya había informado anteriormente de la muerte de Mutazz en noviembre y en diciembre del año pasado en operaciones de la coalición internacional en territorio iraquí.