Publicado: 03.08.2015 10:00 |Actualizado: 03.08.2015 10:10

Kerry intenta tranquilizar a sus aliados del Golfo tras el acuerdo nuclear con Irán

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se reúne este lunes con los jefes de la diplomacia del Consejo de Cooperación del Golfo, para calmar a las monarquías suníes sobre el pacto nuclear. Después de Doha, Kerry continuará con su gira por Singapur, Malasia y Vietnam.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario de EEUU, John Kerry, tras reunirse este domingo con el ministro de Asuntos Exteriores de Egipto,Sameh Shukri./ REUTERS/Brendan Smialowski/Pool

El secretario de EEUU, John Kerry, tras reunirse este domingo con el ministro de Asuntos Exteriores de Egipto,Sameh Shukri./ REUTERS/Brendan Smialowski/Pool

EL CAIRO.- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se reúne este lunes con los representantes del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en Doha para tranquilizar a las monarquías suníes de la región sobre el acuerdo nuclear con Irán, tras el encuentro previo de este domingo.

Kerry llegó este domingo a la capital catarí procedente de Egipto, donde aseguró que el pacto recientemente firmado entre Irán y el Grupo 5+1 contribuye a crear un Oriente Medio "más seguro y estable".

El CCG, integrado por Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Baréin y Omán, teme que este acuerdo refuerce la posición de la potencia chií, a la que acusa de injerencia en sus asuntos internos.



Según la agencia oficial catarí QNA, los países debatirán varios asuntos de importancia para la región, el principal de ellos el acuerdo nuclear firmado el pasado 14 de julio.

Otras cuestiones sobre la mesa serán los conflictos en Siria e Irak y la lucha contra el terrorismo, ya que los países del CCG respaldan a la coalición internacional encabezada por Washington que combate al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Según fuentes diplomáticas rusas y saudíes, a la reunión entre Lavrov y Kerry podría sumarse el ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Yubeir.

El interés de EEUU por tranquilizar a sus aliados del Golfo ya quedó patente en mayo pasado, cuando el presidente estadounidense, Barack Obama, recibió en Camp David a los líderes de estos seis países.

Obama afirmó que Washington está "preparado" para defender a esos países ante amenazas externas, pero no se comprometió con un tratado formal de seguridad mutua, como algunas de esas naciones buscaban.

En sus declaraciones de este domingo en El Cairo, Kerry insistió en que Teherán constituía un problema, pero que con este acuerdo para evitar la proliferación de armas nucleares "la situación va a mejorar mucho".

"Este acuerdo está vinculado con la estabilidad en la zona" subrayó Kerry, antes de advertir de que en caso de que el pacto con Irán "no se aplique de manera completa, todas las posibilidades están abiertas".

Después de Doha, el secretario de Estado estadounidense continúa con su gira por Singapur, Malasia y Vietnam.