Público
Público

EEUU se asoma a la recesión

La nueva reunión de Obama con los jerarcas demócratas y republicanos para evitar el abismo fiscal termina sin acuerdo pero con "avances" en la negociación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, se ha vuelto a reunir sin llegar a un acuerdo con los principales líderes demócratas y republicanos del Congreso para negociar un pacto que evite el temido 'abismo fiscal'. El encuentro comenzó a las 15.00 hora local (20.00 GMT) para intentar llevar adelante las negociaciones en torno a un acuerdo fiscal que evite una subida de impuestos y recortes masivos al gasto público a partir de este próximo 1 de enero. Tras él, los asistentes a la cita han declarado que 'seguirán trabajando' para alcanzar el tan ansiado pacto.

Según la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, las conversaciones a puerta cerrada en el Despacho Oval transcurrieron de manera cordial y se dieron 'avances'. De regreso al Congreso, Pelosi añadió que la negociación 'está avanzando', y describió el encuentro como 'constructivo'. La próxima cita será el domingo, según ha anunciado el líder de la minoría republicano en el Senado, Mitch McConnell.

Obama: 'Mantengo el optimismo de que podemos llegar a un acuerdo'

Se trata de la segunda reunión de Obama con los principales jerarcas demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso en las últimas seis semanas. A la reunión, aparte de Pelosi y McConnell, ha asistido el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, así como al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

El presidente ha ofrecido una rueda de prensa desde la Casa Blanca en la que ha declarado que 'el tiempo se agota, es hora de actuar. Acabo de tener una reunión constructiva con los líderes del Congreso y mantengo el optimismo de que podemos llegar a un acuerdo'. 

Ambos partidos han mantenido sus posturas en torno a la prórroga de los recortes tributarios, instituidos en 2001 y 2003 y que vencen a finales de diciembre. Según fuentes allegadas a las negociaciones, Obama no ha presentado una nueva oferta y mantiene su intención de que se mantengan los recortes de impuestos pero solo para los que perciben ingresos por hasta 250.000 dólares anuales, mientras que los republicanos quieren que éstos se prorroguen para todos los contribuyentes, incluyendo los más ricos.

Sin un pacto fiscal, la subida de impuestos amenaza a EEUU con la recesión

Según el diario The New York Times, la oferta más reciente de Obama sería que la prórroga de los recortes tributarios se mantenga para personas con ingresos de hasta 400.000 dólares. Los republicanos, además, exigen mayores recortes al gasto público que los que los demócratas están dispuestos a aceptar.

Se calcula que, si el Congreso y el Ejecutivo no logran un acuerdo, las familias de clase media afrontarán en promedio unos impuestos adicionales por 2.200 dólares (1.664 euros) el próximo año. A tres días de que venzan los recortes impositivos, la mayoría de los expertos ha advertido de que, sin un pacto fiscal viable, la subida de impuestos amenaza con sumir a la economía estadounidense en una nueva recesión en 2013.

Varios líderes demócratas del Congreso, acompañados de familias de clase media y pequeños empresarios se congregaron hoy al mediodía frente al Capitolio para exigir que los republicanos desbloqueen medidas fiscales que, a su juicio, protegerán a la clase media.