Público
Público

EEUU compra una moratoria israelí

Washington ofrece a Tel Aviv 20 aviones caza F-35 si se paraliza la construcción en las colonias durante tres meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno israelí decidirá en los próximos días si acepta una generosa oferta de Estados Unidos que comprende un importante paquete de ayuda militar a cambio de una moratoria de sólo tres meses en la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania, sin incluir el sector ocupado de Jerusalén.

Aunque la reunión ministerial deparó agrias discusiones, en medios políticos israelíes se da por seguro que al final el primer ministro Binyamin Netanyahu logrará el apoyo del Gabinete. La propuesta de EEUU prevé el suministro de una cuantiosa ayuda militar tan sólo a cambio de un vago compromiso de negociar con los palestinos, si estos se muestran dispuestos, durante tres meses.

La moratoria de diez meses que terminó en septiembre no tuvo ninguna consecuencia y el propio ministro de Defensa, Ehud Barak, admitió que durante ese periodo hubo más de 900 violaciones de la prohibición. Ahora, en el último mes y medio, Israel ha iniciado la construcción de 1.600 viviendas en Cisjordania, es decir más que durante todo el 2009, lo que significa que con moratoria o sin ella Israel sigue construyendo y que la comunidad internacional no hace nada para evitarlo.

Durante la reunión que el jueves pasado mantuvo con Netanyahu en Washington, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, prometió a su interlocutor la entrega de 20 aviones F-35 avanzados que están valorados en 3.000 millones de dólares.

Y los aviones sólo son el principio. Clinton también prometió que EEUU seguirá apoyando la política de ambigüedad nuclear israelí. En los años ochenta expertos occidentales estimaron que el Estado judío disponía de más de 200 cabezas nucleares. Se supone que desde entonces su número ha crecido, y ahora además posee al menos tres submarinos con capacidad nuclear.

EEUU seguirá apoyando la política de ambigüedad nuclear israelí

Otra promesa de Clinton prevé que EEUU siga vetando cualquier iniciativa que pretenda condenar a Israel, no sólo en el Consejo de Seguridad de la ONU, sino en cualquier otro foro. Esto significa que Israel tiene las espaldas cubiertas para continuar expandiendo las colonias.

Netanyahu arrancó además el compromiso de que Washington no volverá a pedir en el futuro ninguna otra congelación de la construcción en los asentamientos judíos de los territorios ocupados, otra medida que garantiza que la expansión continuará sin obstáculos.

Para concluir, Clinton prometió que se intensificará la presión sobre Irán y que EEUU aprobará un paquete más significativo de ayuda militar a Israel en el caso de que se firme un acuerdo con los palestinos.

DISPLAY CONNECTORS, SL.