Público
Público

"EEUU empleaba la DEA para intentar controlar al Gobierno de Bolivia"

Vicepresidente de Bolivia. El ex guerrillero se ha convertido en el arquitecto jefe de las políticas del Gobierno de Evo Moreales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Considerado como el motor ideológico del Movimiento al Socialismo, Álvaro García Linera (Cochabamba, 1962) consiguió aupar a Evo Morales a la Presidencia de Bolivia cuadrando el círculo que suponía unir la corriente marxista y los movimientos indígenas del país. Tras participar en los años noventa en el movimiento guerrillero indigenista Túpac Katari, García Linera pasó cinco años en prisión, donde fue torturado, aunque nunca llegó a ser juzgado.

Usted se ha definido como un traductor, más que un inductor en el movimiento. ¿En qué consiste esa traducción?

Lo que vive Bolivia es una rebelión histórica del movimiento indígena campesino. No es sólo otra clase social, es otra cultura, es otro idioma, es otra civilización a la del mundo de clase media y obrero. El desencuentro es grande en términos estructurales y requiere vasos comunicantes discursivos, simbólicos y programáticos. Los programáticos se van construyendo sobre la marcha, pero los vasos simbólicos y discursivos requieren ciertas intermediaciones y ahí es donde estoy yo intentado unir las narrativas del marxismo y del indianismo.

¿Y es esa una alianza fácil?

No. Hay que trabajar y es un producto social. Por un lado, tenemos la lucha de clases y, por el otro, la vida en comunidad. Nos diferenciamos hasta en el idioma y en la manera de interpretar los gestos. Por eso hay centenares de personas indianizando el marxismo y marxizando el indianismo.

¿Cree que Evo Morales se debe volver a presentar a las presidenciales en 2015?

'Hemos multiplicado por cinco la inversión pública gracias a las nacionalizaciones'

Sí. Evo Morales es la garantía de la continuidad de este proceso. La gran virtud de Evo por encima de otros líderes indígenas es que él es un gran tejedor de alianzas y simpatías. Y nadie teje como él en una sociedad tan diversa como la nuestra. Lo digo como marxista, que se supone que decimos que los individuos no hacen la historia y que es la historia la que hace a los individuos. Pero ha hecho a tales individuos, que la historia ha producido personas como Evo.

¿Y usted se ve de tejedor?

No. Yo ya he cumplido ya mi ciclo de vida. Muchas veces no vemos cumplidas nuestras metas, pero la meta que ha movido mi vida fue ver a indígenas gobernando Bolivia y eso ya se ha dado. Pensaba que los indios iban a entrar a balazos al Palacio de Gobierno y al final han entrado a votazos.

¿Qué le queda de su época de guerrillero?

'Creía que los indios iban a llegar al poder a balazos y llegaron a votazos''

El espíritu conspirativo perpetuo en el buen sentido del término. Es el ejercicio cotidiano de prever escenarios, prepararse para las adversidades, cercar a los adversarios

¿Por qué expulsaron a los agentes de la DEA?

La política de guerra contra las drogas de los norteamericanos ha sido básicamente una política de presencia política y militar en el continente. Es un pretexto para instalar bases militares, sistemas de radares, de inteligencia y de intromisión en fuerzas armadas y policiales. Usan el narcotráfico como factor regulador. Para justificar su presencia en Bolivia hacen aparecer laboratorios y denuncias pagando por información. Después acusan al Gobierno boliviano de no luchar contra el narcotráfico. Bolivia está en lucha constante contra el narcotráfico, pero no contra el consumo legal de la hoja de coca. Hemos delimitado un número de hectáreas para mantener el consumo legal, que es medicinal, ritual y tradicional. La parte que excede esa cuota la estamos combatiendo. A la DEA la hemos expulsado porque en lugar de luchar contra el narcotráfico se dedicaba a conspirar usando la información que disponía para intentar controlar al Gobierno boliviano.

Tras nacionalizar las empresas de hidrocarburos, ahora invitan a las empresas extranjeras a participar en nuevas inversiones.

'Bolivia vive una rebelión histórica del movimiento indígena campesino'

Nacionalizamos las empresas que antes eran estatales y que habían sido privatizadas en el pasado. En cinco años se ha multiplicado la inversión pública gracias a estos recursos. Ya dijimos que en otras áreas de alta rentabilidad el Estado iba a estar presente, pero que aceptaríamos también parte de inversión privada con sus propios recursos aunque no llevándoselo a precio de ganga. La diferencia es que ahora la propiedad de los recursos nacionales es del Estado.

La gasolina en Bolivia es más barata que el agua. Cuando intentaron retirar los subsidios a principios de este año, se encontraron con una gran contestación.

Las subvenciones son necesarias, pero deben llegar a quien realmente lo necesita. No es correcto que un señor que tiene un Hummer y que se pasa el día dando vueltas tenga la misma subvención que un taxista. Quisimos anular la subvención ciega que favorece a los que no la necesitan y favorecer al que más la necesita. La gente nos dijo que teníamos razón, pero que no era el momento porque les afectaba aunque luego les compensásemos con algún tipo de bono.