Publicado: 22.01.2014 09:37 |Actualizado: 22.01.2014 09:37

EEUU excluye a Al Asad de un posible Gobierno de transición

Ban Ki-moon llama, en la conferencia de paz sobre Siria, al régimen y a la oposición a "comprometerse seriamente" en la búsqueda de una salida al conflicto. El representante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La conferencia de paz para Siria, conocida como Ginebra 2, se abrió este miércoles con la presencia de delegaciones de 39 países, que llegaron a la ciudad suiza de Montreux para manifestar su respaldo a la iniciativa para detener la guerra en el país árabe.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry, excluyó la presencia del líder sirio, Bachar Al Asad, en un futuro Gobierno transitorio en ese país y afirma que debe renunciar. En su intervención durante la sesión inaugural de la conferencia de paz para Siria, Kerry sostuvo que "no es posible imaginar" que Al Asad, al que acusó de ser responsable de los peores crímenes contra su propio pueblo, pueda participar en ese nuevo órgano de gobierno, que se pretende tenga todos los poderes ejecutivos.

Mientras tanto,  el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha reclamado que los "jugadores externos" del conflicto no se inmiscuyan en los asuntos internos de Siria. Afirmó, en la apertura de la conferencia de paz, que "las negociaciones "no serán fáciles ni rápidas", aunque consideró que "hay una oportunidad real para lograr la paz". El ministro ruso instó al régimen sirio y a la oposición a colaborar para aliviar la situación humanitaria y fortalecer la confianza entre las partes para que las negociaciones tengan continuidad.

Ban Ki-moon llamó a ambos bandos a"comprometerse seriamente" en la búsqueda de una solución El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, inauguró la sesión seguido del presidente de Suiza, como país anfitrión, Didier Burkhlter, ante la presencia de los jefes de la diplomacia de Rusia, Estados Unidos y Siria, así como el presidente de la alianza opositora siria, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), integrada básicamente por sirios exiliados que cuentan con el respaldo de EEUU y Occidente.

Ban llamó a ambos bandos a "comprometerse seriamente" en la búsqueda de una salida al conflicto y añadió que "cientos de miles de personas se han visto privadas de cualquier ayuda durante meses, con informes alarmantes de malnutrición y condiciones sanitarias desesperantes. Debe permitirse la llegada de alimentos, material médico y equipos quirúrgicos y se debe permitir la evacuación de los heridos y los enfermos, el desastre lo abarca todo", ha explicado Ban Ki-moon.

Anas al Abdah, uno de los representantes de la CNFROS, resquebrajada y sin jurisdicción sobre la mayoría de milicias que operan en Siria, ha anunciado que su coalición presentará un calendario para crear un órgano de Gobierno de transición en un plazo de tres a seis meses. La propuesta será planteada cuando comiencen las conversaciones directas bajo auspicio de la ONU con Damasco este viernes en Ginebra.

Por su parte, el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mouallem, ha afirmado que algunos países siguen apoyando el terrorismo en Siria y ha instado a todos los participantes en la conferencia de paz a adoptar la "trascendental decisión de combatir el terrorismo e iniciar el proceso político". Asimismo, el jefe de la delegación siria ha subrayado que "nadie puede garantizar o retirar la legitimidad del presidente", Bachar al Asad, "salvo los propios sirios". "Este es su derecho y su obligación", ha defendido. 

"La reunión de Ginebra 2 ya ha fallado sin haber empezado", augura el presidente de Irán

El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, ha pedido altos el fuego inmediatos en Siria y, al igual que Ban Ki-moon y Lavrov, la apertura de corredores humanitarios que permitan hacer llegar ayuda a la población civil afectada por el conflicto. En su intervención, Fabius ha denunciado que en Siria se vive "una terrible situación, que está matando a miles de mujeres, hombre y niños inocentes".

En tanto, el presidente iraní, Hasán Rouhani, ha pronosticado que esta cumbre no tendrá éxito en la resolución de la crisis que sufre el país desde hace casi tres años. "Debido a la ausencia de actores influyentes en la reunión, dudo que la cumbre de Ginebra 2 tenga éxito en materia de lucha contra el terrorismo y en su capacidad para resolver la crisis siria", ha afirmado Rouhani en declaraciones a la prensa antes de emprender viaje con destino a Davos para participar en el foro económico mundial. "La reunión de Ginebra 2 ya ha fallado sin haber empezado", ha subrayado. Rouhani ha hecho alusión de este modo a la decisión del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, que decidió invitar a Irán a Ginebra 2 y, horas después, retiró esa invitación para asistir a la cumbre.

El Papa Francisco se ha sumado a las declaraciones sobre Siria y ha pedido a los participantes en la conferencia de Ginebra 2 que no escatimen en esfuerzos para alcanzar con "urgencia" el cese de la violencia en el país.