Publicado: 23.01.2014 23:42 |Actualizado: 23.01.2014 23:42

EEUU exige a Snowden declararse culpable para iniciar conversaciones

El fiscal general defiende que el exanalista debe admitir su responsabilidad en la filtración de secretos oficiales y deja claro que una amnistía sería "ir demasiado lejos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, está dispuesto a discutir un arreglo con el exanalista externo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, pero cree que concederle una amnistía sería "ir demasiado lejos".

En una entrevista con MSNBC que la propia cadena de televisión ha adelantado parcialmente hoy previo a su emisión, Holder dijo preferir referirse a Snowden como "el acusado", en lugar de "el denunciante", evitando darle el mérito de haber destapado irregularidades en las prácticas de la NSA. Cualquier idea de una amnistía para Snowden del tipo de "que si no hay daño no hay perjuicio" sería "ir demasiado lejos", aseguró el fiscal general.

Snowden, que se encuentra asilado en Rusia y es acusado en Estados Unidos de espionaje, efectuó el año pasado una serie de revelaciones sobre los programas de la NSA que desencadenaron un escándalo que desembocó en un escrutinio de las prácticas de esa agencia. El presidente estadounidense, Barack Obama, ha insistido en que Snowden debe comparecer ante la justicia y la semana pasada eludió responder si cree que debería haber clemencia con él. Holder dijo que Estados Unidos "debería entablar conversaciones" con el exanalista en busca de una resolución del caso si este admite su responsabilidad en la filtración de secretos oficiales, pero también se negó a calificar a Snowden de "espía".

El propio exanalista de la NSA consideró este miércoles "absurdo" que algunos legisladores de su país le hayan acusado de haber revelado los programas de espionaje con la ayuda de Rusia. Snowden, que no se ha mostrado arrepentido de sus revelaciones, aseguró hoy en un encuentro online con internautas que la democracia estadounidense debería "corregir las leyes, contener el gran alcance de algunas agencias y depurar responsabilidades de altos oficiales por los abusivos programas" de espionaje.