Público
Público

EEUU investiga si BP presionó para liberar al asesino de Lockerbie

BP cerró un trato de 900 millones de dólares en Libia después de un acuerdo entre Londres y Tripoli para la liberación de presos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nuevo lío a la vista para BP y, de rebote, para el Gobierno británico. El Comité de Asuntos Exteriores del Senado de EEUU va a investigar las posibles presiones que la petrolera hizo a Londres para que liberara al libio acusado del atentado de Lockerbie, Abdelbaset Al Megrahi. Hace un año, las autoridades escocesas lo pusieron en libertad al tener un cáncer de próstata terminal.

Al Megrahi fue recibido con honores a su llegada a Tripoli, algo que indignó profundamente a las autoridades estadounidenses. El libio estaba en la cárcel acusado de la muerte en 1988 de 270 personas al detonar una bomba en el vuelo 103 de Pan Am. 

El entonces primer ministro británico, Gordon Brown, se negó a aceptar cualquier tipo de responsabilidad para no deslegitimar la decisión del Gobierno escocés. Pero este viernes, tras el anuncio de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, de poner en marcha la investigación, la nueva coalición de Gobierno encabezada por el primer ministro conservador, David Cameron, reconoció que la liberación fue un error. Así lo afirmó el embajador británico en Washington, Sir Nigel Sheinwald, a la prensa.

'El nuevo Gobierno británico es consciente de que la liberación de Al Megrahi fue un error [...] Pero aunque estemos en contra, debíamos respetar la independencia del proceso', dijo.

Aunque el problema es mucho mayor. De fondo hay un acuerdo de 2007 entre Reino Unido y Libia para proceder a la liberación de numerosos presos. Con ese acuerdo, la compañía BP obtendría cierto tipo de privilegios a la hora de explotar el gas y el petróleo libio. La confirmación fue la firma de un contato por valor de 900 millones de dólares con Gadafi a los pocos meses.

De ahí la investigación del Senado estadounidense. El principal objetivo es conocer si la petrolera presionó al Gobierno para la liberación de Al Megrahi. El próximo día 29 comenzará la comisión y varios altos cargos de BP han sido citados a declarar.

Según asegura el diario The Guardian, BP reconoció ayer haber presionado al Gobierno para formalizar el traslado de presos con Gadaffi, pero afirmó que en ningún momento tuvo nada que ver con la liberación de Al Megrahi.

En un comunicado, la compañía dijo 'Todo el mundo sabe que en 2007 le hicimos ver al Gobierno nuestra preocupación por la lenta liberación de presos libios [...] pero en lo que se refiere al señor Al Megrahi, la decisión fue tomada por el Gobierno escocñes. BP no participó en ninguna discusión'.