Público
Público

EEUU lleva la supuesta trama iraní ante la ONU

Washington anuncia que castigará a Teherán por querer atentar en el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos endureció ayer el tono contra Irán tras descubrir una extraña trama, presuntamente organizada por la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Islámica, para asesinar al embajador saudí en Washington, sirviéndose de asesinos de un cártel mexicano. 'No se ha descartado ninguna opción' de respuesta, dijo el vicepresidente Joseph Biden, a la cadena ABC. Añadió que Irán 'debería rendir cuentas' por un 'acto inaudito', aunque no lo calificó de acto de guerra.

Más claro fue el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney: 'Estamos respondiendo de forma muy concreta con acciones que sabemos tendrán un impacto sobre Irán'. Sin embargo, Carney no especificó si el Gobierno de Barack Obama ya está pensando en pedir nuevas sanciones contra el régimen de los ayatolás, tal y como lleva pidiendo Israel desde hace tiempo.

Biden y Clinton acusan al régimen iraní de «respaldar acciones terroristas»

Washington informó ayer a los representantes de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU sobre los detalles de la supuesta trama, aunque de momento no ha pedido que el organismo se pronuncie sobre el caso. El embajador iraní en la ONU rechazó categóricamente las acusaciones a las que calificó de 'fabricadas e infundadas'.

Por su parte, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, aseguró que la conspiración suponía una 'escalada peligrosa' en la decisión de Teherán de 'recurrir a la violencia política' y 'respaldar accionesterroristas'.

El martes, en un sorprendente anuncio, digno de una película, las autoridades estadounidenses anunciaron que habían desbaratado una conspiración de dos hombres vinculados a la Guardia Revolucionaria para asesinar al embajador saudí en Washington y uno de los principales consejeros del rey Abdalá. Uno de los acusados, MansurArbabsiar, fue arrestado el 29 de septiembre en Nueva York, el otro, Gholam Shakuri, podría estar en Irán.

EEUU informa a los miembros del Consejo de Seguridad sobre el asunto

El móvil de la supuesta conjura no está claro. En el pasado, Irán ha asesinado a sus disidentes en el exterior, pero matar a un embajador parecía un paso inesperado, sobre todo por los actores envueltos en la trama: un vendedor de coches de segunda mano irano-estadounidense y miembros del cartel mexicano Los Zetas, que debían perpetrar los asesinatos. De hecho fue un agente de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA) que tuvo conocimiento del complot.

Washington insiste en asegurar que el plan no es obra de unos elementos radicales dentro del sistema iraní sino que la cúpula del Gobierno estaba al corriente. Para aumentar la presión contra Teherán, anunció ayer sanciones contra la aerolínea comercial iraní Mahan, a la que acusó de dar apoyo financiero, material o tecnológico a la Fuerza Quds, incluido 'el transporte secreto de agentes, armamento y dinero'.