Publicado: 02.04.2015 11:31 |Actualizado: 02.04.2015 11:31

EEUU mantiene abierta "la opción militar" e Irán responde que sus amenazas están "ajadas"

Continúan abiertas las negociaciones sobre el programa nuclear iraní. No hay "ningún resultado final", pero sí "avances significativos", asegura el ministro de Exteriores de Irán.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El ministro de Exteriores iraní, Yavad Zarif, cerca del hotel Beau Rivage Palace Hotel, donde se celebran las reuniones, en Lausana (Suiza). REUTERS

El ministro de Exteriores iraní, Yavad Zarif, cerca del hotel Beau Rivage Palace Hotel, donde se celebran las reuniones, en Lausana (Suiza). REUTERS

WASHINGTON /TEHERÁN/LAUSANA (SUIZA).- El octavo día de las negociaciones sobre el programa nuclear iraní continuó sin acuerdo, aunque no sin reproches cruzados. Así, mientras EEUU dejó sobre la mesa "la opción militar" si no hay acuerdo", Irán respondió despreciando las amenazas "repetitivas" y "ajadas" de los occidentales.

No obstante, según el ministro iraní de Exteriores, Mohamed Yavad Zarif, las partes avanzan hacia un paco. "Hemos hecho avances significativos. No tenemos ningún resultado final todavía", señaló en declaraciones ante la prensa en el hotel de Lausana, Suiza, donde se celebran las conversaciones multilaterales con Irán. "Lo que esperamos hacer (hoy) es establecer los parámetros para los asuntos que deben ser resueltos para poder redactar y ojalá acordar en casi tres meses un plan de acción global, lo que será el producto final", explicó el negociador nuclear.

El ministro iraní hacía así referencia a la segunda fase de la negociación que debe aclarar los detalles técnicos y legales de un eventual pacto de aquí al 30 de junio después de lo que surja de las negociaciones en Suiza. Antes de redactar, las partes (China, EEUU, Francia, R.Unido y Rusia, más Alemania) deben acordar con Irán un "acuerdo marco" que especifique las líneas maestras de un tratado nuclear global y duradero que busca la comunidad internacional. De esta forma, las potencias quieren impedir que la República Islámica se pueda hacer con los materiales y conocimientos para una bomba atómica.



Pese a los "avances" señalados por Yavad Zarif, la hostilidad no dejó de estar presente en la mesa de negociación y fuera de ella. "La opción militar seguirá ciertamente sobre la mesa. Una de mis funciones es garantizar que todas las opciones están sobre la mesa", afirmó El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, en declaraciones al programa matutino "Today" de la cadena NBC.

"Un acuerdo no puede basarse en la confianza, sino que tiene que basarse en la verificación. No sé cuál será el resultado, pero el acuerdo debe ser uno que nos mantenga seguros a nosotros y a la región", consideró el responsable de Defensa.

Por su parte, el ministro de Defensa iraní, Huseín Dehgan, calificó hoy de "repetitivas" y "ajadas" las "amenazas" de EEUU, según  declaraciones recogidas por la agencia oficial iraní Irna. El ministro iraní consideró que las declaraciones de Carter, comunes entre los funcionarios estadounidenses, tienen como único objetivo "corromper la atmósfera racional" de las negociaciones por este asunto que están teniendo lugar en Suiza en un "momento sensible y complicado".

"Irán siempre estará preprado para responder cualquier agresión o amenaza hostil", señala su ministro de Defensa, Huseín Dehgan

"Estas declaraciones confirman el derecho iraní a no confiar en los EEUU, y seguramente no tendrán efecto en las racionales, justas y bien fundamentadas posiciones iraníes respecto al asunto nuclear", añadió. En cualquier caso, Dehqan dijo que la República Islámica "siempre estará bajo cualquier condición" preparada para responder cualquier agresión o amenaza hostil y podrá dar "una respuesta decisiva en el campo de la acción". Además, el ministro ironizó sobre si Carter padece la enfermedad de alzheimer y ya olvidó las "recientes derrotas" de su país en Oriente Medio y el mundo, ya que sino se hubiera abstenido de hacer estas "declaraciones vacías".

Irán y las potencias del Grupo 5+1 (EE.UU, China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) negocian en Lausana, Suiza, un acuerdo sobre el programa nuclear iraní, en unas conversaciones que se mantienen pasadas más de 24 horas desde que se venciera el plazo que las partes habían establecido para llegar a una solución.

A última hora de la tarde del miércoles se produjo cierto movimiento con la noticia de que el ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, se iba a reincorporar esta noche a las negociaciones en la ciudad suiza de Lausana tras un día de ausencia.

Sin "compromisos específicos"

Al mismo tiempo, Estados Unidos confirmó que el secretario de Estado, John Kerry, permanecerá en Lausana "por lo menos hasta el jueves". "Seguimos haciendo progresos pero todavía no hemos alcanzado ningún entendimiento político", dijo su portavoz, Marie Harf, a la prensa en Lausana.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, señaló que hasta ahora las seis potencias negociadoras (EEUU, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania), no han recibido de Irán "los compromisos específicos y tangibles" necesarios para cerrar un acuerdo.

Estados Unidos y los países europeos exigen que se ponga en marcha una especie de mecanismo automático para reinstaurar sanciones en caso de que Irán no cumpla las responsabilidades asumidas en un acuerdo nuclear.

En caso de acceder a esa propuesta occidental, China y Rusia creen que renunciarían a su veto en el Consejo de Seguridad. El eventual acuerdo nuclear con Irán tiene como objetivo evitar que la República Islámica obtenga el arma nuclear.