Público
Público

EEUU mata al jefe militar de Al Qaeda en su feudo yemení

Un avión robot de la CIA asesina al imán que Washington consideraba su mayor enemigo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos ha matado al líder de Al Qaeda en la península Arábiga, Anuar al Awlaki, en un ataque con aviones teledirigidos (drones) de la CIA en Yemen. Después de la muerte de Bin Laden, Washington consideraba al clérigo fundamentalista como su enemigo más peligroso, capaz de organizar e inspirar atentados en territorio estadounidense.

La operación marca un precedente: es la primera vez desde los atentados del 11-S que EEUU mata a uno de sus ciudadanos, aunque hacía dos años que Al Awlaki estaba en la lista de los terroristas más buscados.

El Ministerio de Defensa yemení informó del ataque en un SMS a los periodistas. Junto al responsable de Al Qaeda murió otro estadounidense, de origen paquistaní, vinculado a la organización: Samir Jan, el editor de Inspire, la página web inglesa de la red terrorista. Al parecer, los dos murieron, junto a varios guardaespaldas, en el ataque de dos misiles Hellfire lanzados desde un avión robotizado, durante la madrugada en la provincia de Shabua, 570 kilómetros al sureste de la capital yemení, Saná.

Obama califica la operación de 'hito significativo' en la lucha antiterrorista

Washington ya intentó acabar con Al Awlaki a principios de año en una operación parecida, pero el clérigo escapó por los pelos. Jan, nacido en 1986, un yihadista entusiasta que hasta hace cuatro años seguía viviendo con sus padres en Carolina del Norte, se había convertido en uno de los lugartenientes de Al Awlaki.

Barack Obama afirmó que la muerte del líder fundamentalista representa un 'hito significativo' en la lucha contra Al Qaeda. En un discurso en la base militar de Fort Myers, en las afueras de Washington, en la ceremonia de relevo del jefe del Estado Mayor, el almirante Mike Mullen, el presidente norteamericano prometió que seguirá 'sin descanso' su lucha contra la organización terrorista para no dejarle 'ningún refugio en ninguna parte del mundo'.

Obama resaltó la colaboración del Gobierno yemení, para remarcar las diferencias con el de Pakistán, que no participó en la operación que acabó con Osama bin Laden en mayo. El presidente fue informado por la mañana temprano de la operación. A las seis y media mantuvo una videoconferencia con los responsables de la lucha antiterrorista para conocer los detalles de la misión y sus implicaciones en la zona, y muy especialmente en Yemen, donde el presidente Ali AbdaláSaleh, herido en un atentado en junio, se aferra al poder pese a las protestas populares multitudinarias como las que continúan estos días para pedir su renuncia y enjuiciamiento. Los manifestantes le reprochan su despotismo, la corrupción de su régimen y también su apoyo a Washington.

Al Awlaki sabía usar internet como un arma mejor que Bin Laden y Zawahiri

Ya en los noventa, Yemen, cuna de la familia paterna de Bin Laden, se convirtió en un feudo de Al Qaeda gracias al escaso control de este Estado y de su Gobierno sobre una parte de su territorio.

Obama relacionó a Al Awlaki, que dirigía las operaciones militares de Al Qaeda, con el atentado fallido de diciembre de 2009 en el que un joven nigeriano intentó inmolarse en un avión rumbo a Detroit con los explosivos que llevaba en su ropa interior; con el ataque de Ford Hood, en Texas, donde un psicólogo del Ejército, Nidal Malik Hasan, mató a 13 personas, inspirado por los sermones del predicador, y con el ataque fallido con coche bomba en Times Square, en mayo de 2010. También le acusó de la trama para hacer estallar aviones de carga, organizada desde Yemen en 2010.

La doble nacionalidad de Al Awlaki era lo que le hacía tan peligroso a los ojos de la CIA. El clérigo era muy efectivo haciendo propaganda en inglés, usando un lenguaje y unas referencias con los que podían identificarse elementos desencantados en EEUU y el resto del mundo anglosajón. Sabía también usar internet como arma, de forma mucho más eficaz que Bin Laden y su sucesor, Ayman al Zawahiri. 'Bajo muchos puntos de vista, sobre todo operacional, Al Awlaki era más importante que Bin Laden', subrayó el congresista Peter King, quien preside el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara deRepresentantes.