Publicado: 19.11.2015 00:06 |Actualizado: 19.11.2015 00:08

EEUU ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por el "líder clave" del Estado Islámico

Abu Muhammad al-Shimali está acusado de haber ayudado en 2014 a personas de Australia, Europa y Oriente Medio a viajar desde Turquía a Siria con el fin de integrarles en las filas del EI, según un comunicado del Departamento de Estado.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Página del Departamento de Estado de EEUU

Página del Departamento de Estado de EEUU

WASHINGTON.- Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por cualquier información que conduzca a la captura o localización del "líder clave" del Estado Islámico (EI) Abu Muhammad al-Shimali, indicó hoy el Departamento de Estado.

El Gobierno de Estados Unidos responsabiliza al sujeto, conocido también con el nombre de Tirad al-Jarba, de haber ayudado en 2014 a personas de Australia, Europa y Oriente Medio a viajar desde Turquía a Siria con el fin de integrarles en las filas del EI, según un comunicado del Departamento de Estado.



Esta decisión de Estados Unidos se produce después de los atentados perpetrados el pasado viernes en París, atribuidos al mismo grupo terrorista y que causaron 129 muertos y más de 350 heridos con ataques contra una sala de conciertos, restaurantes y bares.

El Departamento de Estado considera al individuo un "líder clave" de la Comisión de Inmigración y Logística del Estado Islámico, posición desde la que se encarga de facilitar los viajes de combatientes de naciones extranjeras a través de la ciudad de Gaziantep en el sureste de Turquía.

El Departamento de Estado considera al individuo un "líder clave" de la Comisión de Inmigración y Logística del Estado Islámico

Desde allí, para facilitar la entrada de los nuevos reclutas, al-Shimali viaja a Jarabulus, localidad siria cercana a la frontera con Turquía y controlada por los terroristas, especifica la nota.

Según Estados Unidos, Al-Shimali y los otros miembros de la Comisión de Inmigración y Logística se encargan de coordinar las actividades de contrabando del grupo yihadista, así como las transferencias financieras y el movimiento de suministros en Siria e Irak, donde el EI proclamó un califato a finales de junio de 2014.

Además de reclutar a nuevos yihadistas, al-Shimali se encargaba de dirigir unos centros de entrenamiento en la población de Azaz, en la frontera entre la provincia siria de Alepo y Turquía. En la web del Departamento de Estado dedicada a anunciar las recompensas ofrecidas por la captura de fugitivos aparece una foto de al-Shimali.

Al lado de la foto, en una ficha, se muestra el número de pasaporte de al-Shimali, que caducó el 2 de julio de 2008, y se especifica que nació en Irak, tiene la nacionalidad de Arabia Saudí y nació el 20 de noviembre de 1979.

Los ataques en París han hecho revivir a EEUU el fantasma de los atentados del 11 de septiembre de 2001, al generar una gran preocupación por la seguridad del país, y duras críticas contra los refugiados sirios, a los que la oposición republicana quiere cerrar las puertas al considerarlos una amenaza