Público
Público

Tensión nuclear EEUU pide una respuesta contundente de la ONU contra Kim Jong Un, que está "pidiendo una guerra"

La embajadora estadounidense  dice en el Consejo de Seguridad que  "ha llegado el momento" de "agotar todas las vías diplomáticas" con Corea del Norte 

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

La embajadora de EEUU en la ONU, Nikki Haley, durante su intervención en el Consejo de Seguridad, que debate sobre nuevas sanciones a Corea del Norte tras sus ensayos nucleares. REUTERS/Joe Penney

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, ha instado al Consejo de Seguridad del organismo internacional a adoptar "las medidas más contundentes posibles" contra el régimen de Corea del Norte, al que ha acusado de estar "pidiendo una guerra" tras el último ensayo nuclear, el más potente hasta la fecha.

"Ya basta", ha proclamado Haley ante el órgano ejecutivo de Naciones Unidas. La embajadora ha asegurado que la posición que ha adoptado el Consejo desde el año 2006 no ha funcionado, por lo que ha llamado a adoptar otro enfoque que el Gobierno de Donald Trump no termina de concretar. "A pesar de nuestros esfuerzos, el programa nuclear de Corea del Norte está más avanzado y es más peligroso que nunca", ha dicho la embajadora norteamericana durante el encuentro.

En una reunión de urgencia celebrada por el Consejo de Seguridad para analizar la última prueba nuclear norcoreana, la embajadora de EEUU ante la ONU ha criticado los 24 años de "medidas a medias y conversaciones fallidas" entre el organismo y el país asiático. Nikki Haley ha abogado por imponer "rápidamente" las sanciones "lo más fuerte posibles" al régimen de Pyongyang, porque, a su juicio, "ha llegado el momento" de "agotar todas las vías diplomáticas" con Corea del Norte y abogó .

Haley ha asegurado que la frenética actividad armamentística del régimen de Kim Jong Un, en las que ha hecho un "uso abusivo de misiles y amenazas nucleares", muestra que "está pidiendo guerra". No obstante, Haley ha subrayado que una guerra es "algo que Estados Unidos nunca quiere" y tampoco la quiere ahora, pero ha señalado que la "paciencia" de Washington no es ilimitada y que defenderá a sus aliados y a su territorio.

"Esta crisis va más allá de las Naciones Unidas", ha declarado la embajadora de EEUU, quien ha apuntado que Estados Unidos considerará a los países que hagan negocios con Corea del Norte como entes que "prestan ayuda a las temerarias y peligrosas intenciones nucleares" de Pyongyang.

EEUU quiere que el lunes se voten nuevas sanciones de la ONU contra Pyongyang

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU ha anunciado, además, que distribuirá un borrador de resolución con nuevas sanciones contra Corea del Norte por sus ensayos nucleares y ha anunciado su deseo de que el proyecto se vote el próximo lunes.

Nikki Haley no ha precisado qué incluiría ese borrador de resolución, pero resaltó la necesidad de que se cierren las negociaciones previas durante esta semana para que el texto pueda ser votado el lunes.

El embajador de Rusia en la ONU, Vasilly Nebenzia, habla con sus homólogos chino y estadounidense, Liu Jieyi y Nikki Haley, antes del inicio de la reunión del Consejo de Seguridad, en Nueva York. REUTERS/Joe Penney

La embajadora estadounidense ha expresado la urgencia de avanzar en este tema teniendo en cuenta informes que dan cuenta de que el régimen de Pyongyang tiene intención de efectuar en las próximas horas un nuevo ensayo balístico.

La posibilidad de que se aprueben nuevas sanciones contra Corea del Norte fue anunciada por varios embajadores antes de que entraran a la reunión de este lunes del Consejo de Seguridad, como parte de la respuesta "firme" que se está requiriendo ante estas tensiones.

El embajador japonés ante la ONU, Koro Bessho, a la salida de la reunión, también se ha inclinado por que haya una "resolución fuerte" de Naciones Unidas ante este nuevo ensayo nuclear, y que se apruebe "muy rápidamente".