Publicado: 27.07.2014 22:09 |Actualizado: 27.07.2014 22:09

EEUU publica imágenes satélite para probar que Rusia ataca a Ucrania desde su territorio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos publicó este domingo imágenes de satélite que supuestamente demuestran que Rusia ha bombardeado posiciones del Ejército ucraniano desde su territorio, lo que significaría una escalada en el conflicto.

El Departamento de Estado hizo público un documento de cuatro páginas con fotografías de satélite en las que supuestamente se muestra "artillería que sólo puede encontrarse en unidades militares rusas en el lado ruso de la frontera y orientada en dirección a unidades militares ucranianas dentro de Ucrania". En el lado ucraniano se pueden ver los cráteres ocasionados por los bombardeos de cohetes autopropulsados. Las imágenes, seleccionadas por la Oficina del Director Nacional de Inteligencia, fueron tomadas los días 21 y 26 de julio.

El Departamento ya dijo esta semana que tenía evidencias de que Rusia había estado bombardeando posiciones ucranianas desde su territorio para apoyar militarmente a los separatistas prorrusos que están siendo acosados por las tropas fieles a Kiev en la región de Donetsk. La distancia entre las lanzaderas de cohetes y las unidades ucranianas supuestamente atacadas supera los 10 kilómetros.

Estados Unidos acusa a Rusia de asistir a los rebeldes prorrusos con material militar y el viernes aseguró que era inminente la entrega desde el lado ruso de artillería pesada. Las tropas ucranianas continuaron este domingo estrechando el cerco en torno a las ciudades orientales de Lugansk y Donetsk, las plazas fuertes de los rebeldes, con intensos combates que están aumentando el número de víctimas civiles.

Los grupos armados separatistas prorrusos que combaten en el este de Ucrania se han "profesionalizado" y se están uniendo bajo un comando unificado de líderes que, en muchos casos, son de nacionalidad rusa, reveló hoy la ONU. "Lo que antes eran grupos armados anárquicos con diferentes lealtades y agendas se están uniendo bajo un comando central", según un informe de la Oficina de la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

"Están entrenados y curtidos por la experiencia en conflictos como los de Chechenia (Rusia) y Transnistria (Moldavia)"

"Sus líderes, muchos de los cuales son nacionales de la Federación Rusa, están entrenados y curtidos por la experiencia en conflictos como los de Chechenia (Rusia) y Transnistria (Moldavia)", precisan los observadores de la ONU en su informe. En la presentación de este documento a la prensa, el jefe de la Sección para las Américas, Europa y Asia Central del alto comisionado, Gianni Magazzeni, precisó que esos grupos armados "están dirigidos, tanto política como militarmente, por ciudadanos rusos".

Esta cada vez más unificada fuerza rebelde cuenta ahora con armamento pesado, incluidos morteros y artillería antiaérea, tanques y vehículos blindados, así como minas, según han corroborado los observadores en el terreno. Así, las milicias que operan en las regiones de Donestk y Lugansk han unido sus fuerzas para autoproclamar la "República Popular de Novorossia" y, según ellos, han adoptado una Constitución y están ultimando los preparativos para el establecimiento de un autogobierno.

De acuerdo al informe, que es el cuarto sobre la situación de derechos humanos en el este de Ucrania y cubre el periodo del 8 de junio al 15 de julio, las milicias siguen cometiendo secuestros, detenciones, torturas y ejecutando a personas que tienen como rehenes. De esta manera buscan intimidar al resto "y ejercer su poder sobre la población de manera brutal".

Por otro lado, el hecho de que los grupos armados "ya no sólo sean de gente local que quiere más autonomía regional o un Estado separado autónomo, sino que están siendo organizados por combatientes profesionales no ucranianos", está provocando que aumente el discurso antirruso. Para controlar esto, los rebeldes están ejerciendo un severo control sobre los medios de comunicación, amenazándo con represalias si no cubren "de manera positiva" sus actividades o si utilizan las palabras "separatistas" o "terrorismo".