Público
Público

EEUU quiere acusar a Assange de conspirar para cometer espionaje

Los abogados del fundador de Wikileaks creen que su imputación es inminente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los diarios de Afganistán publicados por Wikileaks a finales del mes de julio fueron bautizados por la prensa internacional como los nuevos papeles del Pentágono, en referencia al caso que se hizo famoso en los años setenta, cuando el diario The New York Times comenzó a informar de los abusos que Estados Unidos estaba cometiendo en Vietnam gracias a una filtración.

Entonces, el Gobierno llevó a juicio al periódico amparándose en la Ley de Espionaje, pero no consiguió nada. Ahora, la Casa Blanca está intentando usar la misma estrategia con Julian Assange por la publicación de los cables de la diplomacia estadounidense, aunque el Departamento de Justicia tendrá que atar muchos cabos sueltos si quiere ver al fundador de Wikileaks en el banquillo de los acusados.

A principios de semana dejó de ser un secreto a voces. El fiscal general, Eric Holder, confirmaba a los medios que EEUU estaba evaluando la posibilidad de juzgar a Assange, pero con el antecedente fallido de Vietnam en la mente, dejó caer que hace falta algo más que la acusación de espionaje. 'La gente está muy equivocada si piensa que sólo estamos pensando en la Ley de Espionaje. Es algo que puede jugar su papel, pero tenemos otros mecanismos, otras herramientas a mano', dijo.

Ayer fue Jennifer Robinson, abogada del fundador de Wikileaks, la que confirmó que la denuncia puede ser inminente. 'Bastantes abogados de Estados Unidos rumorean que hay una acusación en camino o que ya ha sido presentada, pero nosotros no sabemos nada por ahora'.

En una entrevista con la cadena ABC, Robinson dijo que, en cualquier caso, Assange 'está protegido por la primera enmienda de la Constitución' estadounidense y que si la Casa Blanca pretende utilizar esa estrategia, 'sería inconstitucional y pondría en riesgo a todos los medios de comunicación de Estados Unidos'.

A Julian Assange le protege la primera enmienda de la Constitución

Como informaba The New York Times el pasado jueves, Washington consiguió en el pasado condenar a las personas que realizaron algún tipo de filtración de documentos oficiales, pero siempre ha fracasado en su intento de encarcelar a los receptores de dichas filtraciones, en este caso Assange como cara visible de Wikileaks.

Una de esas herramientas de las que habla Holder sería la de tratar de acusarlo de conspiración. Para prosperar, EEUU tendría que ser capaz de demostrar que Assange indujo a la persona que pasó los cables a Wikileaks a obtener esos documentos en concreto y no otros. Y también parece complicado porque se desconoce la fuente original y porque si hay algo que protege Wikileaks son sus fuentes.

Los juicios contra las filtraciones sobre Vietnam fracasaron

Assange, que ayer fue trasladado a un módulo de aislamiento de la cárcel de Wands-worth, en Londres, sigue a la espera de una nueva vista oral. Será el próximo martes y en ella se decidirá si es extraditado a Estocolmo por la acusación de violación que emitió la fiscalía sueca.