Diario Público
Diario Público

EEUU El secretario de Trabajo propuesto por Trump se retira por falta de apoyos

Senadores republicanos y demócratas han rechazado la candidatura de Andrew Puzder, acusado de abusar de su exmujer.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:

Andrew Puzder, designado por el presidente estadounidense Donald Trump para ocupar la Secretaría de Trabajo, ha retirado su candidatura a dirigir ese departamento, tras las numerosas críticas recibidas por parte de senadores republicanos y demócratas por su historial empresarial y personal.

"Tras cuidadosa consideración y conversaciones con mi familia, retiro mi candidatura a secretario de Trabajo. Estoy agradecido por haber sido considerado por el presidente Donald Trump para dirigir el departamento y poner a los trabajadores y empresas de EEUU en la senda de una prosperidad sostenible", ha señalado en un comunicado.

Puzder, de 66 años, tenía previsto comparecer en una audiencia de confirmación este jueves, ante el comité de Salud y Educación del Senado.

La decisión se produce después de que líderes republicanos en el Senado recomendasen a la Casa Blanca retirar a Puzder, debido a que no contaba con los votos necesarios para que se aprobase su designación.

Se trata de la primera retirada de un nominado por Trump para formar parte del gabinete ministerial y un golpe al nuevo presidente estadounidense, después de que el lunes renunciase el general retirado Michael Flynn, tras apenas tres semanas en el cargo de asesor presidencial de Seguridad Nacional.

A pesar de la oposición mostrada por los demócratas y grupos civiles hacia otros candidatos de Trump, finalmente todos habían sido ratificados gracias a la mayoría republicana en el Senado.

Puzder ha recibido numerosas críticas de grupos sindicales por su gestión y prácticas laborales como presidente de la empresa de restaurantes de comida rápida RKE, que incluye las cadenas Carl's Jr y Hardee's y que dirige desde 2000.

Asimismo, han salido a la luz acusaciones de abusos por parte de su exmujer y de que había tenido contratada a una inmigrante indocumentada en su casa de California.

El senador y exaspirante a la candidatura presidencial demócrata Bernie Sanders ha aplaudido la decisión de Puzder y ha señalado, en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter, que "la simple verdad es que, dadas sus relaciones con empleados en las empresas que dirigió, no estaba preparado para encabezar un departamento responsable de defender los derechos de los trabajadores".