Público
Público

EEUU sospecha que China está realizando ciberataques a algunas de sus empresas

Los ataques comenzaron hace dos años y se realizan desde Shànghai. Han sido perpetrados contra veinte sectores económicos de EEUU, entre los que destacan empresas químicas y de telecomunicaciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mandiant, una compañía estadounidense especializada en seguridad en Internet, EEUU estaría recibiendo ciberataques por parte del Ejército chino. Se trataría de una unidad militar secreta con sede en Shanghai. China ha negado con contundencia las acusaciones y ha asegurado que en realidad era víctima de un hackeo de Estados Unidos.

La compañía identificó a la Unidad 61398, del Ejército de Liberación del Pueblo, con sede en Shanghái, como el grupo que más probablemente esté detrás de los ciberataques. Mandiant dijo que creía que la unidad había llevado a cabo ataques 'sostenidos' contra amplia serie de industrias. 'Es momento de reconocer la amenaza que está originando en China y queríamos poner de nuestra parte para armar y preparar a profesionales de la seguridad para combatir esa amenaza con eficacia', ha señalado la compañía.

La Unidad 61398 tiene su sede en el distrito Pudong de Shanghái, refugio económico y bancario de China, y tiene miles de trabajadores que saben inglés, además de programación informática y operaciones de redes, según el informe de Mandiant. La firma de seguridad, no obstante, no ha podido situar directamente a los integrantes del grupo en el interior del edificio, pero considera que no hay otra explicación acerca del por qué tantos ataques provienen de una misma área, relativamente pequeña.

Según declaró el director ejecutivo de Mandiant, Kevin Mandia, al New York Times, 'o vienen de dentro de la Unidad 61398' o 'a la gente a cargo de las redes de internet más controladas y supervisadas del mundo se le ha pasado por completo que hay miles de personas generando ataques desde este barrio en particular'. Los ataques empezaron a aumentar hace dos años, según Mandiant, que asegura que han sido identificado contra al menos veinte sectores, desde contratistas militares hasta plantas químicas, pasando por empresas de telecomunicaciones. El informe habla que 141 organizaciones habrían sufridos los ataques informátivos.

La mayoría de las víctimas estaban en Estados Unidos y un número más bajo en Canadá y Reino Unido. La información robada estaba relacionada con detalles sobre fusiones y adquisiciones, en correos electrónicos de directivos de las empresas que sufrieron los ciberataques.

Ante las denuncias procedentes de EEUU acerca de ciberataques chinos, Pekín siempre ha negado las acusaciones y asegurado que la República Popular 'es una de las mayores víctimas' de estas acciones. El Ministerio chino de Exteriores ha asegurado que el Gobierno se oponía firmemente a este tipo de acciones de hackeo, añadiendo que dudaba de las pruebas presentadas en el informe de Mandiant. 'Los ataques por parte de hackers son transnacionales y anónimos. Determinar su origen es extremadamente difícil. No sabemos cómo pueden mantener este supuesto informe', ha declarado el portavoz del Ministerio, Hong Lei, a la prensa.

Hong citó un estudio chino que señaló que Estados Unidos estaba detrás de ataques cibernéticos en China. 'De los ataques piratas mencionados en Internet, los ataques que tienen su origen en Estados Unidos aparecen los primeros'.