Público
Público

EEUU y Europa impulsan mayores sanciones de la ONU contra Siria

El nuevo borrador deja abierta la puerta a un exilio del presidente Al Asad y su entorno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos y la Unión Europea han hecho circular en la sede de la ONU un borrador de resolución que prevé la adopción de sanciones adicionales contra el presidente sirio, Bashar al Asad, y contra miembros de su familia y de su entorno. El texto, sin embargo, no contempla la prohibición de viajar al extranjero para Asad, lo que en algunos medios se interpreta como una invitación al exilio.

El borrador prevé la congelación de las cuentas bancarias y de las inversiones en el extranjero de Asad y de otros 22 miembros prominentes del régimen, así como la prohibición de comercializar armamento con Damasco.

Los franceses confían en que el texto se apruebe en el Consejo de Seguridad en cuestión de días.

El borrador llega mientras los rebeldes libios se están haciendo con el control de Trípoli y Muamar Gadafi se encuentra muy debilitado y en paradero desconocido. En algunos medios se cree que las fuerzas de la OTAN que han intervenido en Libia podrían desplazarse a Siria, pese a la oposición de Rusia y China.

De hecho, Moscú también se opone a la adopción de sanciones contra Damasco, y otros países emergentes de gran entidad, como China, India, Brasil y Suráfrica, ya han dado a entender que tampoco verían con buenos ojos las sanciones.

Frente a ellos, Estados Unidos y la UE, especialmente Francia, están entusiasmados con la idea de exportar la democracia al mundo árabe, al coste que sea, sin tener en cuenta las diferencias sociales, económicas, étnicas y religiosas de países como Siria, e ignorando los recientes y desastrosos precedentes de Afganistán e Irak.

Los occidentales están empujando su ofensiva en todos los frentes posibles. En Pekín, en cambio, el ministerio de Exteriores advirtió a Washington que el futuro de Siria debe decidirse 'en el interior' y no en el exterior.

Sobre el terreno, los activistas sirios denunciaron operaciones del Ejército en el este del país, con un balance de un muerto y numerosas detenciones, y en el área de Homs, al norte de Damasco.

Las autoridades dijeron que el miércoles llegaron a un hospital de Homs los cadáveres mutilados de 14 personas fieles al régimen, que habrían muerto en ataques de 'bandas armadas'.

El Gobierno no es muy explícito respecto a quiénes forman parte de estas 'bandas armadas' que 'aterrorizan' a la población desde el inicio de las revueltas en marzo, aunque ha dado a entender que al menos una parte de ellas estarían integradas por islamistas.