Público
Público

EEUU y Reino Unido prohíben los aparatos electrónicos en vuelos desde varios países árabes

Ambos gobiernos anuncian esta medida que obliga a facturar tabletas, reproductores de DVD portátiles, ordenadores portátiles y cámaras. 

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Un manifestante contra el veto de la Administración Trump a los viajeros desde varios países árabes, en el aeropuerto de San Diego, California. AFP/Sandy Huffaker

Los Gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido anunciaron este martes la prohibición de llevar en la maleta de mano aparatos electrónicos más grandes que un teléfono móvil (como tabletas, reproductores de DVD portátiles, ordenadores portátiles y cámaras) a los pasajeros procedentes desde aeropuertos, principalmente de Oriente Próximo y el norte de África, en respuesta a amenazas terroristas no especificadas.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense exigirá la revisión de dispositivos electrónicos  de Jordania, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Marruecos y Catar. Los aeropuertos afectados están en Amán, El Cairo, Ciudad de Kuwait, Doha, Dubái, Estambul, Abu Dabi, Casablanca, Riad y Yeda.

Varios funcionarios dijeron que la decisión no tiene relación con los esfuerzos del presidente Donald Trump por imponer una prohibición a los viajes desde seis países mayoritariamente musulmanes. Una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional dijo que el Gobierno no apuntaba a naciones específicas, sino que se basaba en evaluaciones de inteligencia para determinar qué aeropuertos serían afectados.

El 6 de marzo, Trump firmó un decreto revisado que prohibía a los ciudadanos de Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen viajar a Estados Unidos por 90 días. Dos jueces federales han frenado partes de la orden ejecutiva, al decir que discrimina a los musulmanes. No obstante, Trump ha prometido apelar a la Corte Suprema si es necesario.

Los diez aeropuertos, que están en países mayoritariamente musulmanes, son atendidos por nueve compañías aéreas que vuelan directamente desde las ciudades mencionadas a Estados Unidos unas 50 veces al día e incluyen a empresas como Royal Jordanian Airlines, Egypt Air, Turkish Airlines, Kuwait Airways, Qatar Airways, Emirates y Etihad Airways, dijeron altos funcionarios del Gobierno.

Las aerolíneas tienen hasta el viernes para cumplir con las nuevas restricciones, que se mantendrán indefinidamente.

Reino Unido se suma a la prohibición

Horas después, el Gobierno británico anunciaba una medida similar a la estadounidense. En este caso, el Reino Unido obligará a facturar esos ordenadores, teléfonos y tabletas, que sean de mayor tamaño que el de un "smartphone", a los pasajeros que procedan de Turquía, Líbano, Jordania, Egipto, Túnez y Arabia Saudí.

"La seguridad de los ciudadanos que viajan es nuestra mayor prioridad. Por eso mantenemos nuestra seguridad en la aviación bajo constante revisión y adoptamos medidas que creemos son necesarias, efectivas y proporcionadas", señaló el portavoz del Gobierno.

El Ejecutivo de Londres "ha estado en estrecho contacto con Estados Unidos para comprender su posición", según informó la misma fuente oficial, que agregó que "se ha informado a las aerolíneas afectadas de los nuevos requerimientos".

Según estas nuevas disposiciones, los pasajeros que se embarquen en vuelos con destino al Reino Unido procedentes de los citados países, de mayoría musulmana, "no podrán llevar en la cabina ningún teléfono, ordenador portátil o tableta que sea mayor que un teléfono móvil o un 'smartphone' de tamaño normal (es decir, mayor de 16 cm de longitud, 9,3 cm de anchura y 1,5 cm de grosor)".

Esos aparatos electrónicos tendrán que ser facturados por los viajeros antes de someterse a los controles de seguridad del aeropuerto, al tiempo que continuarán aplicándose las restricciones habituales que ya se deben acatar en lo referente al equipaje de mano.

"Las medidas de seguridad adicionales podrían ocasionar alguna alteración a los pasajeros y los vuelos, y comprendemos la frustración que esto ocasionará, pero nuestra máxima prioridad será siempre mantener la seguridad de los ciudadanos británicos", agregó Downing Street.

Las aerolíneas británicas que resultarán afectadas por esas medidas son British Airways (BA), EasyJet, Jet2.com, Monarch, Thomas Cook y Thomson, mientras que las extranjeras son Turkish Airlines, Pegasus Airways, Atlas-Global Airlines, Middle East Airlines, Egyptair, Royal Jordanian, Tunis Air y Saudia.

El mismo portavoz del Ejecutivo indicó que "las decisiones destinadas a introducir cambios en el régimen de seguridad de la aviación nunca se toman a la ligera" y aseguró que el Gobierno "nunca dudará a la hora de adoptar medidas para mantener la seguridad de los viajeros".