Publicado: 02.10.2015 21:40 |Actualizado: 02.10.2015 21:40

EEUU y sus socios de la coalición contra al Asad exigen a Rusia que deje de atacar a rebeldes y civiles

Los bombardeos de las fuerzas de Putin "han provocado muertes civiles y no iban dirigidos contra el Estado Islámico", denuncia la coalición occidental. Rusia inició este miércoles su propia campaña de ataques aéreos en Siria para frenar el avance de Estado Islámico y apoyar al régimen que preside Bashar al Asad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Caza-bombardeo de la fuerza Aeroespacial rusa. Sputnik/Mikhail Voskresensky

Caza-bombardeo de la fuerza Aeroespacial rusa. Sputnik/Mikhail Voskresensky

ESTAMBUL.- Francia, Alemania, Reino Unido, Turquía, Arabia Saudí, Qatar y Estados Unidos han reclamado este viernes a Rusia que detenga "de inmediato" los ataques aéreos contra las fuerzas rebeldes en Siria, al tiempo que le han advertido de que estos bombardeos solo provocarán "más extremismo y radicalización".

"Expresamos nuestra profunda preocupación por la escalada militar rusa en Siria y especialmente por los ataques de ayer de la Fuerza Aérea rusa en Hama, Homs e Idlib que han provocado muertes civiles y no iban dirigidos contra DAESH", han afirmado los siete países en una declaración conjunta.

"Estas acciones militares —han advertido— constituyen una mayor escalada y solo provocarán más extremismo y radicalización". Los países de la coalición militar contra Estado Islámico han exigido a Rusia "que cese de inmediato los ataques contra la oposición siria y los civiles" y "centre sus esfuerzos" en combatir a Estado Islámico.



Rusia inició este miércoles su propia campaña de ataques aéreos en Siria para frenar el avance de Estado Islámico y apoyar al régimen que preside Bashar al Assad. Fuentes estadounidenses han denunciado que los primeros bombardeos no han ido dirigidos contra este grupo terrorista sino contra los rebeldes que luchan contra las fuerzas de Al Assad.

Tanto la Defensa Civil Siria, un grupo de voluntarios que atiende a las víctimas del conflicto, como el líder de la Coalición Nacional Siria, entre otras fuentes, han asegurado que al menos una treintena de civiles, incluidos niños, han muerto en los primeros bombardeos de la Fuerza Aérea rusa.