Público
Público

EEUU y la UE empujan a Abás a aplazar el Estado palestino

El presidente de la ANP estudia retirar la petición de reconocimiento oficial a las Naciones Unidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fuerte presión que están ejerciendo Estados Unidos y la Unión Europea sobre los palestinos en los últimos días podría obligar al presidente Mahmud Abás a no presentar el 20 de septiembre en la ONU una iniciativa para el reconocimiento pleno de un Estado palestino en las fronteras de 1967, en contra de lo que la Organización para la Liberación de Palestina viene diciendo desde hace varios meses.

El enigma se desvelará el próximo viernes, cuando Abás tiene previsto dirigirse a su pueblo para explicar cuáles serán los siguientes pasos que darán en la ONU, precisando si dirigen su propuesta a la Asamblea General o al Consejo de Seguridad. También quedan por saberse detalles que todavía no se han desvelado y que a estas alturas sólo conocen Abás y un pequeño grupo de asesores que están negociando con los europeos.

Palestina podría obtener el estatus de miembro de la ONU no permanente

'La UE está trabajando para elaborar un paquete de medidas que quieren ofrecer a los palestinos como contrapartida para que no llevemos ante la ONU la iniciativa para la creación de un Estado, pero los europeos todavía no se han puesto de acuerdo entre ellos', indicaron a Público fuentes de la Autoridad Nacional Palestina en Ramala.

'Mahmud Abás tiene el mandato de ir a por el reconocimiento pleno de un Estado palestino en la ONU, aunque ciertamente Abás puede usar tácticas distintas en un momento dado', señalaron las fuentes de Ramala sugiriendo que todavía no se ha descartado ninguna posibilidad.

Según el diario israelí Haaretz, la representante de la UE para Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, está tratando, junto con países como España y Francia, de concretar con los palestinos un 'paquete de medidas' que permitiría a los 27 'votar en la Asamblea General de la ONU a favor de elevar a los palestinos a un estatus de miembro no permanente de Naciones Unidas'.

EEUU advierte a la Autoridad Palestina de que vetará toda iniciativa unilateral

Ashton, además, está intentando conseguir una abstención de EEUU a cambio de una promesa por parte de Abás de que los palestinos no llevarán a Israel ante el Tribunal Penal Internacional, donde se dirime sobre presuntos crímenes de guerra.

Pero en el seno de la UE existen, efectivamente, varias posiciones. La más pro-israelí está encabezada por Alemania, que justifica su actitud contraria a la iniciativa palestina argumentando que se trata de una 'acción unilateral' que pretende esquivar la necesidad de una 'negociación'. El punto débil de este razonamiento es que los 20 años de negociaciones que han transcurrido desde la Conferencia de Madrid de 1991 no han servido para nada, con excepción de un incremento de las colonias en Cisjordania.

Israel cuenta con países como EEUU y Alemania para presionar a los palestinos para que estos no acudan al Consejo de Seguridad, donde Washington ya ha dicho que vetará cualquier iniciativa 'unilateral', aunque los norteamericanos nunca han vetado la iniciativa unilateral de incrementar las colonias judías.

El creciente aislamiento regional de Israel podría jugar a favor de los palestinos, pero para ello sería necesario que Washington y Berlín dialogaran con mayor franqueza con Israel y la obligaran a detener inmediatamente la construcción en los territorios ocupados, algo que no parece estar a la vista.

En vez de persuadir a Israel para que facilite un acuerdo con un cambio de política de construcciones en Cisjordania, EEUU y la UE meten presión a los palestinos, como si estos pudieran ofrecer más concesiones a Israel mientras el primer ministro Binyamín Netanyahu sigue construyendo a destajo para sus colonos ignorando las leyes internacionales. Precisamente hoy se cumplen 18 años de los Acuerdos de Oslo que sólo han servido para consolidar la ocupación.