Publicado: 14.01.2014 09:07 |Actualizado: 14.01.2014 09:07

Los egipcios acuden a las urnas para votar su nueva Constitución

Una hora antes del inicio de la consulta se registró una explosión cerca de un tribunal al sur de El Cairo que no dejaba víctimas mortales ni heridos


Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los colegios electorales de Egipto han abierto sus puertas para albergar la votación de la nueva Constitución. Más de 52,7 millones de egipcios están llamados a sufragarla entre hoy y mañana, miércoles, desde las 09.00 hora local a las 21.00 horas, en 30.337 colegios electorales.

A las puertas de muchos colegios ya hay filas de votantes esperando su turno, algunos de los principales responsables, como el presidente interino, Adli Mansur; el primer ministro, Hazem el Beblaui, y el jefe de la diplomacia, Nabil Fahmi, ya han depositado su voto, según imágenes de la televisión estatal. 

La nueva Carta Magna enmienda la aprobada por los islamistas en 2012, que fue suspendida por los militares en julio pasado tras la destitución del presidente Mohamed Mursi.

Mediante esta consulta, las actuales autoridades buscan legitimar su hoja de ruta, por lo que se han volcado en la campaña a favor del texto, que rebaja el tono islamista de la anterior Carta Magna y refuerza el papel de las Fuerzas Armadas. Se espera que la Constitución sea aprobada debido a los débiles llamamiento al "no" y al boicot de los principales detractores del texto. Algunos de los opositores han destacado que votarán en contra a causa de los artículos que permiten enjuiciar a civiles en tribunales militares y argumentando que las autoridades interinas han fracasado a la hora de garantizar que el proceso sea justo y democrático. Han destacado el uso de dinero público para respaldar el 'sí', y el arresto de varios miembros del partido que realizaban campaña por el 'no'. Según denunciaba este mismo lunes la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW), al menos siete miembros de la formación han sido arrestados en el país en las últimas semanas por estar en posesión de carteles en favor del 'no' para el referéndum.

El plebiscito se enmarca en el plan trazado por los militares tras el derrocamiento de Mursi, que prevé también la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias en los próximos meses.

Pese al despliegue policial y militar para garantizar la seguridad del plebiscito, una explosión se registró una hora antes del inicio de la consulta cerca de un tribunal en el barrio popular cairota de Imbaba, sin causar víctimas mortales ni heridos. La explosión tuvo lugar junto a la Corte del Norte de Giza, al sur de El Cairo, cuya fachada sufrió daños materiales, al igual que otras viviendas y vehículos situados en los alrededores.

Tras el estallido, decenas de personas se congregaron en la zona para rechazar lo ocurrido y corear consignas contra los Hermanos Musulmanes, que han llamado a boicotear el plebiscito y fueron declarados "grupo terrorista" por el gobierno en diciembre pasado.

En los últimos meses han aumentado los atentados terroristas en Egipto, principalmente contra las fuerzas de seguridad, por lo que las autoridades han desplegado cerca de 160.000 militares para garantizar la seguridad durante la consulta.