Público
Público

Egipto acusa a dos israelíes de espiar a sus dirigentes

El Cairo lanza una orden de busca y captura contra los presuntos espías

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Egipto ha solicitado a Interpol la detención y extradición de dos israelíes, presuntos agentes del Mosad, que están implicados en un asunto de espionaje y que se encuentran en paradero desconocido, muy probablemente en Israel, después de haber tratado de reclutar a empleados de empresas de telecomunicaciones de Egipto, Siria y Líbano, según ha dicho la Policía egipcia.

Los sospechosos son Yosef Dimor y Edi Moshe, dos nombres que probablemente son falsos, que en un primer momento reclutaron a un hombre de negocios egipcio dedicado a la importación y exportación. Tareq Abdel Rezeq Hussein, de 37 años, que fue detenido el pasado agosto cuando se disponía a salir del país para entrevistarse con los agentes israelíes.

Según las autoridades egipcias, Hussein trabajaba para los servicios secretos israelíes desde 2007 y había aceptado previamente 37.000 dólares para tratar de reclutar a técnicos que trabajaban en compañías de comunicación, no sólo de Egipto, sino también de Siria y Líbano. Se da la circunstancia de que en los últimos dos años las autoridades libanesas han detenido a varios empleados de compañías telefónicas de ese país que espiaban para Israel.

Lo ocurrido en Líbano indica que Israel tiene un gran interés en lograr alguna forma de control en las telecomunicaciones de los países de la zona, pero llama la atención que no sólo esté interesada en Líbano o Siria, con quienes técnicamente está en guerra, sino también en Egipto, aunque los dos países firmaron la paz hace más de treinta años. Según la Policía egipcia, los dos israelíes mostraron un gran interés en intervenir las conversaciones telefónicas de altos cargos del Gobierno egipcio.

El abogado del Estado Hisham Badawi confirmó en El Cairo que se ha iniciado un proceso contra los dos israelíes citados, aunque las autoridades desconocen su paradero y, aun en el caso de ser identificados y localizados, es prácticamente imposible que Israel acceda a entregarlos a la Justicia de otro país.

No está claro si estos dos presuntos agentes del Mosad son los mismos que parecen estar vinculados con otra operación de espionaje que esta semana han denunciado las autoridades egipcias. Según fuentes oficiales, dos israelíes no identificados implicaron a cuatro egipcios en una red de espionaje que reunía información sobre turistas japoneses y chinos que visitan la península del Sinaí, con la intención de secuestrarlos.

La célula egipcia que operaba en el Sinaí fue detenida el pasado mayo, y, según las autoridades, sus miembros han confesado sus actividades criminales y han implicado a dos israelíes no identificados. La Policía egipcia también ha pedido a Interpol la localización, detención y extradición de estos dos israelíes.