Público
Público

Egipto arremete contra Siria

Mursi califica al régimen de Al Asad de "opresivo" durante la reunión de los No Alineados en Irán. La delegación siria responde abandonando la reunión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ls delegación de Siria ha abandonado la cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MPNA) molesta por las críticas del presidente egipcio, Mohamed Mursi, durante su discurso en la cumbre de la organización en Teherán.

El islamista calificó al régimen de Bachar al Asad de 'opresivo' y defendió la 'obligación moral' de apoyar al pueblo sirio en su 'revolución'. A juicio del presidente de Egipto, no se podrá poner fin a las matanzas que se están produciendo en Siria sin una 'intervención efectiva'. Asimismo, Mursi declaró que el Gobierno de Al Asad ha 'perdido la legitimidad' con sus acciones violentas y pidió a la oposición que se una para buscar una salida pacífica al conflicto.

La visita de Mursi a Teherán era una de las más esperadas de la Cumbre ya que desde hace décadas un gobernante egipcio no pisaba suelo iraní ya que las relaciones entre ambos países están rotas desde 1979.

Mursi: el Gobierno de Al Asad 'ha perdido legitimidad' 

La delegación egipcia llegaba a Irán con un proyecto de paz bajo el brazo para el conflicto sirio, al que el propio Irán, principal aliado de Damasco, había dado su visto bueno. En cambio, la intervención de Mursi no ha gustado nada a los representantes sirios, encabezados por el primer ministro Wael Nader al Halqi, que volvieron a la sala una vez que Mursi terminó su discurso, según imágenes difundidas por televisiones árabes.

A mediados de este mes de agosto, Mursi propuso en la cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), la creación de un 'grupo de contacto' de países musulmanes de la región, compuesto por Arabia Saudí, Egipto, Irán y Turquía, para facilitar la solución de conflictos regionales, como el de Siria. Tanto Turquía como Arabia Saudí respaldan a la oposición y reclaman la salida de Al Asad del poder.

Es la primera vez en décadas que un presidente egipcio visita Irán

En su discurso, Mursi también defendió el derecho de todos los países a utilizar la energía nuclear para fines pacíficos, 'de acuerdo con las reglas internacionales', una cuestión que afecta directamente a Irán, sometido a sanciones por su programa atómico. Egipto también ha defendido, en esta cumbre, la necesidad de la creación de un Estado palestino, con fronteras seguras y capital en Jerusalén. En otro orden de cosas, aseguró que 'la revolución egipcia ha sido la piedra angular de los movimientos árabes' y un ejemplo para el resto de países de la zona a la hora de reclamar regímenes democráticos.

El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, fue el encargado de abrir la Cumbre. A su discurso siguió el de Mursi para entregar la presidencia de la MPNA a Irán antes de la respuesta de Ahmadineyad. Entre los asistentes a la Cumbre, destaca la presencia del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien llegó ayer y se ha reunido con las autoridades iraníes para pedirles pruebas de que su programa nuclear es exclusivamente pacífico, un mayor respeto de los Derechos Humanos y colaboración para resolver el conflicto de Siria.