Publicado: 27.01.2014 13:40 |Actualizado: 27.01.2014 13:40

Egipto asciende a mariscal al jefe del Ejército y artífice del golpe de Estado

El general Al Sisi, hombre fuerte del país, se postula como candidato a presidente, para lo que debe abandonar sus cargos como jefe militar y de ministro de Defensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jefe del Ejército egipcio y ministro de Defensa, el general Abdel Fatah al Sisi, pasará a ser el nuevo mariscal, el mayor rango de las Fuerzas Armadas del país y cargo que le permitiría presentarse a las elecciones presidenciales. Pocas horas después, la cúpula catrense promulgó la autorización necesaria para que Al Sisi pudiera postularse como candidato. 

El ascenso ha llegado tras un decreto del presidente interino, Adli Mansur, después de que el propio mandatario anunciara que las elecciones presidenciales se celebrarán entre los meses de febrero y abril, antes que las legislativas, lo que modifica la declaración constitucional emitida tras el golpe militar que acabó con Mohamed Mursi en julio pasado.

Al Sisi, precursor del golpe de Estado y considerado el "hombre fuerte" de Egipto tras el derrocamiento del islamista, se perfila como candidato a la presidencia. El hasta ahora general primero y también ministro de Defensa ya sugirió que se presentaría "si el pueblo así lo demanda" a pesar de que dijo que no tenía ninguna aspiración política. El nuevo mariscal anunciará su postura definitiva en las próximas horas. El plazo de inscripción de los candidatos para las presidenciales comenzará el próximo 18 de febrero. 

De formalizar su candidatura, como le piden sus seguidores y numerosas figuras políticas y aprovechando la popularidad conseguida con la asonada militar contra Mursi, Al Sisi tendría que abandonar sus cargos actuales. Fue el propio Mursi el que nombró a Al Sisi ministro de Defensa y jefe del Ejército en agosto de 2012. Anteriormente ocupaba el cargo de máximo responsable de la inteligencia militar egipcia, al que accedió en 2010.

El cargo de mariscal, el siguiente en el escalafón al de general primero, ha estado ocupado por pocos militares en Egipto y estaba vacante desde agosto de 2012, cuando Mursi ordenó el pase al retiro de Husein Tantaui. Tantaui había dirigido las Fuerzas Armadas desde 1991 y encabezó la junta militar que gobernó el país desde la destitución de Hosni Mubarak en febrero de 2011 y hasta la llegada de Mursi a la presidencia en junio de 2012.

Según el decreto de Mansur publicado este domingo, las elecciones presidenciales deberán celebrarse en un plazo de entre 30 y 90 días tras a la entrada en vigor de la nueva Constitución egipcia, lo que ocurrió el pasado 18 de enero tras su ratificación en el referéndum de los días 14 y 15 de ese mismo mes.

Así, el presidente interino insta en su decreto a la Comisión Electoral Presidencial Suprema a iniciar los preparativos para que se celebren "en no menos de 30 días y no más de 90 días" tras la entrada en vigor del texto constitucional, lo que cierra un plazo entre el 17 de febrero y el 18 de abril. Además, modifica la hoja de ruta de transición publicada tras el golpe de Estado por el Ejército y apoyada por las principales fuerzas políticas egipcias excepto Hermanos Musulmanes para dejar a discreción del presidente si las elecciones presidenciales se convocan antes que las legislativas, a la inversa de lo previsto en el texto original.