Publicado: 29.01.2014 17:25 |Actualizado: 29.01.2014 17:25

Egipto juzga a 20 periodistas de Al Yazira por "ayudar" a terroristas

La Fiscalía les acusa de difundir "noticias falsas que dañan la seguridad nacional" con la finalidad de influir en la opinión pública internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía General de Egipto ha ordenado este miércoles el traslado a una corte penal del caso contra 20 periodistas del canal catarí Al Yazira, entre ellos cuatro extranjeros, acusados de colaborar y pertenecer a una organización terrorista y difundir noticias "falsas" sobre el país, entre otros cargos.

Los cuatro corresponsales extranjeros son el australiano Peter Greste, dos británicos y una holandesa. Están acusados de colaboración con una organización terrorista. Asimismo, la Fiscalía ha considerado que los otros 16, todos egipcios, pertenecen a un "grupo terrorista" -en alusión indirecta a los Hermanos Musulmanes- que busca "violar las leyes, impedir el funcionamiento de las instituciones, atentar contra las libertades personales, dañar la unidad nacional y paz social, y adoptar el terrorismo como un medio para cumplir sus objetivos".

Los periodistas foráneos son sospechosos de haber facilitado información, equipos y dinero a los egipcios, así como de haberles ayudado a difundir informaciones falsas y rumores. Según la agencia estatal Mena, los 20 serán procesados por delitos de incitación contra el pueblo egipcio por dar información "con la finalidad de hacer creer en el extranjero que lo que sucede en el país es una guerra civil que amenaza con colapsar el Estado".

Del total de acusado, ocho están ya detenidos mientras que otros doce están en busca y captura. Los periodistas y trabajadores de Al Yazira fueron arrestados a finales de diciembre de 2013 después de que el Ministerio del Interior acusara a la cadena de retransmitir ilegalmente desde un lujoso hotel de El Cairo. Los informadores presuntamente manipulaban el material informativo para crear escenas falsas que "dañan la seguridad nacional" y emitirlas en Al Yazira con vistas a ayudar a los "terroristas" influyendo en la opinión pública internacional, añadió la Fiscalía.

Las oficinas de Al Yazira permanecen clausuradas desde el 3 de julio de 2013, cuando el mariscal Abdel Fatah al Sisi lideró el golpe de Estado que acabó con el mandato del hasta entonces presidente, Mohamed Mursi. El diario Al Ahram ha recordado que el único canal de televisión vinculado a Al Yazira que ha sido clausurado con una orden judicial ha sido la cadena Mubasher Misr, mientras que el resto de canales han sido cerrados sin fallo judicial.