Público
Público

Egipto vota entre amenazas militares y protestas populares

La Junta Electoral reconoce algunas irregularidades durante la jornada inicial de los primeros comicios en 30 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Comisión Electoral de Egipto, Abdelmoaiz Ibrahim, ha anunciado que el horario de votación en los comicios legislativos egipcios se ampliará dos horas, hasta las 21.00 hora local (19.00 hora GMT), por la masiva afluencia de ciudadanos a las urnas.

Con ello, según ha comunicado Ibrahim, se dará 'la oportunidad a quienes quieren participar de forma positiva en la primera fiesta democrática verdadera'. Desde esta mañana millones de egipcios se han concentrado en los colegios electorales de todo el país formando colas kilométricas en la jornada inicial de las primeras votaciones legislativas en 30 años.

Durante la jornada electoral, ha habido problemas con la apertura de algunos colegios y retrasos en la llegada de las urnas y las papeletas. Mientras, la papeleta electoral, con el nombre de los 73 candidatos, está retrasando las votaciones.

Las medidas de seguridad se han reforzado en los colegios, aunque esto no ha impedido que la Junta Electoral reconociera los primeros indicios de irregularidades, como sospechas de compra de votos en El Cairo; reparto de propaganda en las puertas de las urnas por parte de los Hermanos Musulmanes y envío masivo de sms del Bloque Egipcio o Construcción y Desarrollo.

Las elecciones son un paso importante para romper con la herencia del régimen de Hosni Mubarak, derrocado el pasado mes de febrero, aunque la transición no será completa hasta que la Junta militar abandone el poder, como reclaman desde hace más de una semana cientos de miles de personas en El Cairo. 

Los comicios han estado en duda hasta el último momento por la violenta represión de la junta militar contra el movimiento popular que reclama desde hace diez días la cesión del poder a a una comisión civil.

Los más de 30 muertos y 2.000 heridos en la última semana provocaron la dimisión en bloque del Gobierno y el mariscal Husein Tantaui abrió la posibilidad a la formación de un Consejo Consultivo Civil para solucionar la crisis política, siempre bajo la tutela del Ejército, hasta la convocatoria oficial de elecciones presidenciales.

Tantaui celebró una serie de reuniones ayer con todos los partidos políticos en las que se acordó que esta instancia consultiva funcione durante el periodo electoral -que se extiende hasta marzo- e incluya a representantes de las formaciones, personalidades militares y expertos. Aunque los representantes civiles y políticos insistieron en la importancia de que la Junta Militar siga con 'su deber nacional' de dirigir el país hasta la elección de un presidente civil a finales de junio de 2012.

En cualquier caso, los militares ya han dejado bien claro que pretenden conservar su lugar en el nuevo Egipto algo que no ayuda a calmar los ánimos y hoy Tahrir sigue siendo el centro de las protestas y miles de manifestantes no acudirán a votar.

Cerca de 17,5 millones de personas están llamadas a ejercer su derecho al voto hoy en nueve provincias del país, entre ellas El Cairo y Alejandría. La de hoy es la primera de las tres rondas en que está dividido el proceso electoral para elegir a la Cámara Baja y Alta del Parlamento y que se prolongará hasta marzo.

Alianza democrática

Es la gran favorita. Está compuesta por una docena de partidos liderados por la marca electoral de los Hermanos Musulmanes, el Partido de la Libertad y la Justicia, cuyos candidatos ocupan la mayoría de puestos en las listas. Además, también incluye varias formaciones laicas, y los nasseristas del Karama (nacionalistas árabes de izquierdas).

El Bloque Egipcio

Está formado por tres fuerzas laicas de ideologías diversas: el Tagamu, el partido tradicional de los comunistas egpicios; el Partido de los Ciudadanos Libres, de corte neoliberal, lo creó el magnate de las telecomunicaciones Najib Sawiris; y el Partido Social Demócrata, moderado de izquierdas, liderado por el carismático profesor universitario Mohamed Abdul Ghar.

El Bloque Islamista

Está compuesto por tres partidos salafistas, una corriente islamista radical. Liderado por Nour (“la luz”), el mayor partido salafista, también incluye el Partido de la Construcción y Desarrollo, el brazo electoral de la Gamá Islamiya, un grupo terrorista muy activo en los años ochenta y noventa, y que ha abandonado la lucha armada. 

La Revolución Continua

Es la coalición con un cariz más claramente progresista. Formada por siete organizaciones, incluye un grupo de jóvenes islamistas que se escindió de los Hermanos Musulmanes durante la Revolución del 25 de enero. Están representados los jóvenes revolucionarios de Tahrir, y más de un 40% de sus candidatos son menores de 40 años.