Publicado: 01.01.2016 09:44 |Actualizado: 01.01.2016 15:52

La Policía alemana rebaja la alerta terrorista y descarta un riesgo inminente de atentado

La policía declaró el estado de alerta y evacuó dos estaciones de tren de la capital bávara durante la Nochevieja por "indicios serios" de atentado yihadista. Pese a no encontra nada, se ha reforzado la presencia policial en las calles.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Varias personas caminan junto a la estación de tren de Múnich (Alemania), cerrada después de conocerse que la organización terrorista Estado Islámico (EI) tenía planificado perpetrar un atentado suicida durante la nochevieja. EFE/Sven Hoppe

Varias personas caminan junto a la estación de tren de Múnich (Alemania), cerrada ante la sospecha de que la organización terrorista EI tenía planificado perpetrar un atentado suicida durante la nochevieja. EFE/Sven Hoppe

BERLÍN.- La policía de Múnich (sur de Alemania) ordenó durante la noche de año nuevo la evacuación de dos estaciones de tren ante los indicios de que podía perpetrarse un atentado yihadista en la ciudad y advirtió a la población de que evitara grandes aglomeraciones.

El estado de alerta duró algo más de doce horas en las que dos estaciones de tren fueron evacuadas —la estación central y la del barrio de Passing—, mientras se pedía a la gente que evitara las zonas cercanas a las mismas porque el comando, al no poder acceder a sus blancos planeados, podría atentar en otros puntos de la ciudad. La Policií buscaba un supuesto comando suicida, que estaría formado por entre cinco y siete hombres y que estaría vinculado al grupo terrorista Estado Islámico, según informaciones recibidas de distintas fuentes.

Sin embargo, poco después de mediodía las autoridades rebajaron la alerta terrorista y descartaron un riesgo inminente de atentado en la ciudad de Múnich, según informó el titular de Interior del estado, Joachim Herrmann.



En dos comparecencias separadas ante la prensa, el ministro y el jefe de la policía de Múnich, Hubertus Andrä, se refirieron a la situación de seguridad en Múnich tras la alerta terrorista de anoche, que obligó a evacuar dos estaciones, a la que había tras los atentados yihadistas de París del 13 de noviembre pasado.

Herrmann reconoció que el nivel elevado de amenaza terrorista continua vigente en Europa, "no existen indicios concretos" de peligro de atentado, "ni hoy ni mañana ni en ningún lugar determinado" de la capital bávara.

Andrä, por su parte, defendió la actuación de la policía tras conocer los indicios de un posible atentado yihadista en la capital bávara, a pesar de que las investigaciones por el momento no hayan arrojado resultado alguno. Pese a ello, en Múnich se ha reforzado la vigilancia policial "para mostrar presencia y responder de manera adecuada a la necesidad de seguridad parte de la población", según Andrä.

Andrä señaló que varios servicios secretos extranjeros alertaron a las autoridades alemanas de la amenaza terrorista y también facilitaron los nombres de la mitad de los entre cinco y siete potenciales terroristas que, según las informaciones recibidas, son de origen sirio e iraquí.

"Pero no sabemos si esas personas existen realmente", declaró el jefe de la policía, quien precisó que no ha sido posible localizar ni en Múnich ni en ningún otro lado a ningún sospechoso que respondan a los nombres facilitados.

No obstante, subrayó que no puede descartarse que existan y señaló a ese respecto que la investigación continúa.

Por otra parte, el jefe de la policía rechazó que en este caso pueda hablarse de falsa alarma y recordó que ante la alerta de amenaza, recibida con tan poca antelación, no habría sido posible actuar de ninguna otra manera, pues esperar no era una opción.

También el titular del Interior alemán, Thomas de Maizière, justificó la alerta terrorista en Múnich y elogió la decisión con la que actuaron las autoridades regionales.

"Las autoridades bávaras, con el apoyo de la policía federal, actuaron con cautela, juicio y decisión", afirmó el ministro, quien agregó que "también en el futuro las fuerzas de seguridad analizarán detalladamente la situación y tomarán las medidas necesarias de manera consecuente".

Alerta por Twitter en varios idiomas

El Süddeutsche Zeitung reveló que se investigan a seis sospechosos. La información acerca de los planes de atentados habría llegado de diversas fuentes, según declaró el ministro de Interior del estado federado de Baviera, Joachim Hermann que confirmó que los terroristas habían planificado un ataque suicida.

El aviso, que llego de un servicio secreto amigo, según dijo Herrmann, hablaba de una hora y un lugar concretos y de terroristas del entorno del EI.

El paradero de los sospechosos, de nacionalidad iraquí, según informaciones de la radiotelevisión bávara Bayerischer Rundfunk (BR), no fue especificado.

Según este medio, los sospechosos se encontraban en Múnich y se conocía sus nombres.

Al parecer, los presuntos terroristas tenían planeado dirigirse en pareja a los lugares previstos para atentar y hacerse volar por los aires sucesivamente.

El primer aviso concreto llegó de los servicios secretos franceses, según revela Reuters a partir de de una fuente anónima y confirma Efe de informaciones "próximas a los círculos de seguridad".

No queda claro si los sospechosos eran también los que iban a perpetrar los atentados o si se trataba de cómplices.

Todavía en la tarde del jueves la policía había dicho que sólo existía un peligro abstracto, al igual que en toda Alemania, pero después de la media noche pasó a hablar de dos indicios concretos de que se planificaba un atentado en la ciudad ante lo cual se tomaron medidas específicas.

A través de las redes sociales, y en varios idiomas, la policía dijo que las informaciones apuntaban a que se podía realizar un atentado a lo largo de la noche y que se evitaran ambas estaciones. También difundió la comparecencia de Hermann  a través del sistema de televisión on line


Hermann comparó la situación con la que se vivió hace pocas semanas en Hannover donde un partido de fútbol entre Alemania y Holanda tuvo que cancelarse debido a la amenaza terrorista.

Las fuerzas de seguridad, que desplegaron anoche alrededor de 550 agentes, permitieron nuevamente el acceso a las estaciones evacuadas entre las 03.30 (02.30) y las 04.00 (03.00) de la madrugada y los trenes pudieron circular según su horario.

Continúa el estado de alerta


La policía bávara continúa en estado de alerta ante la amenaza de atentado yihadista. "Todavía no podemos desactivar la alarma. El nivel elevado de amenaza terrorista se mantiene", declaró un portavoz de la policía, quien agregó que la investigación continúa, pero que aún no ha habido detenciones.

Otra portavoz de las fuerzas de seguridad confirmó que el despliegue de agentes en la ciudad es mayor de lo habitual.

"Los colegas de la policía criminal continúan trabajando para determinar qué hay de cierto en los indicios para, en su caso, concretarlos", declaró la portavoz.

Agregó que numerosos ciudadanos, que aseguraron haber observado algún hecho sospechoso, se pusieron en contacto a lo largo de toda la noche con la policía, pero que ninguno de estos datos arrojó resultados.

Diez detenidos en Bélgica por otro intento de atentado

Los servicios secretos de los principales países del mundo han estado en alerta en la última noche del año, en previsión de un supuesto atentado en las principales capitales.

En Bruselas se han detenido a diez personas relacionadas con una supuesta trama para atentar en Nochevieja, lo que llevó a cancelar los fuegos artificiales de la capital belga.

En Nueva York, la policía detuvo a un hombre, por intentar atacar a un restaurante.

Las policías registraron a los viajeros de los principales medios de transporte, mientras se restringía la circulación de personas o se aumentaba la presencia policial, como en la Puerta del Sol de Madrid.


"Las autoridades bávaras, con el apoyo de la policía federal, actuaron con cautela, juicio y decisión", afirmó el ministro, quien agregó que "también en el futuro las fuerzas de seguridad analizarán detalladamente la situación y tomarán las medidas necesarias de manera consecuente".

Según De Maizière, "la situación en Europa y también en Alemania continúa siendo serio en este nuevo año".

"Los organismos de seguridad continúan partiendo de un nivel elevado de amenaza por parte del terrorismo internacional", agregó.

El ministro del Interior bávaro se mostró convencido, por su parte, de que las fuerzas de seguridad han enviado con su dispositivo de ayer un "claro mensaje" de que están "alertas" y "comprometidos".

"Estamos bien preparados", aseguró el ministro bávaro, quien no obstante advirtió que nadie puede garantizar al cien por cien que no vaya a ocurrir un atentado.

El jefe de la policía de Múnich precisó que las fuerzas de seguridad cuentan con el apoyo de cien agentes adicionales patrullando la ciudad "para mostrar presencia y responder de manera adecuada a la necesidad de seguridad parte de la población".