Público
Público

El Ejército egipcio reclama diálogo a Mursi para "llegar a un consenso"

La Coalición Islamista de Egipto rechaza un retraso del referéndum

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las Fuerzas Armadas de Egipto alertaron de que si los distintos grupos políticos no alcanzan un consenso para salir de la actual crisis las consecuencias pueden ser trágicas, algo que, aseguraron, no están dispuestos a permitir.

'El método del diálogo es el mejor y único para llegar a un consenso y lograr los intereses supremos del país y los ciudadanos. Lo contrario nos introduce en un oscuro túnel cuyo resultado será trágico, y eso es algo que no permitiremos', dijo el Ejército en un comunicado.

En su primera reacción oficial a la tensión que vive el país, las Fuerzas Armadas afirmaron que 'la continuidad de la crisis no beneficiará a ninguna parte y el precio de ello lo pagará toda la patria'.

Según el Ejército, las diferencias por cuestiones ideológicas son comprensibles, pero si éstas llevan a 'un choque o a un conflicto es un asunto que todos deben evitar'.

'Respaldamos el diálogo nacional y la senda democrática seria y sincera sobre las causas y puntos en los que se discrepa, hasta llegar a un consenso que reúna a todos los componentes de la patria', agregó la nota.

Para esta jornada, está previsto el inicio del diálogo nacional convocado por el presidente egipcio, Mohamed Mursi, en el que los principales dirigentes de la oposición no islamista ya han anunciado que no participarán.

Las Fuerzas Armadas subrayaron que quieren 'la unidad' del pueblo egipcio, por lo que pidieron a todas las partes 'vigilar con mucha cautela los sensibles acontecimientos que se registran en el plano interno y externo para evitar evaluaciones y cálculos erróneos'.

En su opinión, estas evaluaciones erróneas podrían impedir distinguir 'entre lo que se requiere para solucionar la actual crisis y entre los principios estratégicos basados en la legitimidad jurídica y las bases democráticas acordadas para avanzar hacia el futuro'.

Por último, el Ejército subrayó 'su responsabilidad patriótica de preservar los intereses supremos de la patria y proteger los lugares vitales e instituciones públicas y los intereses de los cuidadnos'.

La tensión entre las distintas fuerzas egipcias, que ha derivado en violentos enfrentamientos, ha aumentado desde que Mursi blindara sus poderes ante la Justicia el pasado 22 de noviembre y convocara recientemente el referéndum sobre la nueva Constitución.

El pasado miércoles, al menos seis personas murieron y centenares resultaron heridas en choques entre partidarios y detractores de Mursi en torno al Palacio Presidencial, mientras que en estas semanas han sido atacadas numerosas sedes de los Hermanos Musulmanes.

La Coalición Islamista de Egipto rechazó hoy cualquier retraso en el referéndum sobre la nueva Constitución y advirtió sobre 'los intentos de derrocar al presidente,  elegido democráticamente, y al Gobierno legítimo'.

En un comunicado, esta plataforma subrayó que el plebiscito tiene que celebrarse en su fecha, el próximo 15 de diciembre, 'sin modificación ni retraso', porque la consulta popular es 'un paso en el camino hacia la estabilidad y la construcción de las instituciones del Estado'.

La coalición está integrada por los Hermanos Musulmanes y el Partido Libertad y Justicia (PLJ), afín a la cofradía -a los que perteneció a Mursi hasta que asumió la Presidencia-, además de los salafistas de Al Nur y Gamaa al Islamiya, y el llamado Frente Salafista, entre otros.