Publicado: 19.08.2014 11:35 |Actualizado: 19.08.2014 11:35

El Ejército iraquí avanza para recuperar Tikrit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército iraquí inició hoy una amplia operación militar para recuperar la ciudad de Tikrit, al norte de Bagdad, controlada por los yihadistas del Estado Islámico (EI), informó una fuente de seguridad iraquí. Las fuerzas iraquíes avanzan hacia Tikrit, capital de la provincia de Saladino, desde tres frentes: la población de Al Auya, lugar de nacimiento del dictador Sadam Husein y situada 10 kilómetros al sur de la ciudad, la zona de Shagarat al Dur (al oeste) y la zona de Al Dayum (al noreste).

Las tropas iraquíes cuentan con la cobertura aérea de los helicópteros militares del Ejército, que están bombardeando las posiciones de los yihadistas. Sin embargo, la fuente explicó que el avance de las tropas es lento por la gran cantidad de artefactos y de minas implantadas por los yihadistas en las carreteras y por el despliegue de sus francotiradores en las azoteas de los edificios. Hoy mismo, las fuerzas mixtas iraquíes y kurdas desactivaron cuatro barriles explosivos que habían sido colocados en una de las compuertas de la presa de Mosul, en el norte de Irak, así como otros 140 artefactos en las inmediaciones del dique.

El portavoz de las Fuerzas Armadas iraquíes, el general Qasem Atta, anunció ayer que las fuerzas iraquíes y las tropas kurdas, con apoyo aéreo iraquí y estadounidense, han recuperado la presa de Mosul del EI por completo.

Las fuerzas mixtas iraquíes y kurdas desactivaron hoy cuatro barriles explosivos que habían sido colocados en una de las compuertas de la presa de Mosul, en el norte de Irak, así como otros 140 artefactos en las inmediaciones del dique, informó a Efe un responsable local. El presidente del Comité de Seguridad del consejo de la provincia de Nínive —cuya capital es Mosul—, Mohamed al Bayati, explicó que unidades de ingeniería del Ejército iraquí, respaldadas por tropas kurdas ("peshmergas"), desactivaron los explosivos después de mantener duros combates con los yihadistas.

La destrucción de la presa podría haber provocado una ola de 20 metros sobre MosulLos combatientes del Estado Islámico (EI) habían instalado las bombas antes de retirarse de la presa, explicó Al Bayati, que agregó que, de haber explotado los barriles en las compuertas, habría causado una "enorme tragedia". Asimismo, señaló que los yihadistas habían colocado 140 bombas en edificios e instalaciones dependientes del Ministerio iraquí de Recursos Hídricos —que administra la presa—, después de volar los caminos y las principales entradas al lugar.

El EI sufrió numerosas bajas en sus filas durante los enfrentamientos de esta madrugada, pero hasta ahora se desconoce la cifra exacta, dijo Al Bayati. El portavoz de las Fuerzas Armadas iraquíes, el general Qasem Atta, anunció ayer que "las fuerzas antiterroristas y tropas kurdas, con apoyo aéreo mixto (iraquí y estadounidense), han limpiado la presa de Mosul del EI por completo".

El presidente estadounidense, Barack Obama, confirmó la recuperación de la presa de Mosul por las fuerzas iraquíes y kurdas, lo que calificó de "paso adelante" en los esfuerzos de Bagdad y de Estados Unidos por acabar con la presencia de EI en el norte de Irak. La presa de Mosul es una de las principales reservas estratégicas de agua de Irak, con una capacidad de más de 12.000 millones de metros cúbicos y está localizada a 23 kilómetros al suroeste de la ciudad de Dohuk, en la región del Kurdistán.

La Agencia de Naciones para los refugiados ha comunicado este martes que se dispone a lanzar una gran operación de ayuda humanitaria para abastecer con suministros al más de medio millón de personas desplazadas por los combates en el norte de Irak.

Cientos de miles de personas han abandonado sus casas desde que el Estado Islámico se levantará en armas al norte de Irak en junio, amenazando con partir en dos el país. "La situación es desesperada para aquellos que no cuentan con un lugar de cobijo apropiado, la gente lucha por encontrar alimentos y agua para alimentar a sus familias", dijo un portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que estará a cargo de la operación humanitaria.

El organismo señaló que también trabaja con las autoridades de la región autónoma iraquí de Kurdistán, a donde huyeron al menos la mitad de los desplazados por la violencia y el caos en Irak. Un puente aéreo de cuatro días entre Aqaba, en Jordania, y la localidad de Erbil, capital del Kurdistan iraquí, dará inicio a esta operación de ayuda, una de las más importantes de los últimos años por su magnitud, según confirmó el portavoz del ACNUR, Adrian Edwards.

En esta región hay 200.000 personas desplazadas desde el inicio de este mes, cuando la ciudad de Sinyar y otras zonas aledañas fueron tomadas por los extremistas del EI, que en una gran ofensiva contra las fuerzas gubernamentales consiguieron tomar el control de Mosul, la segunda ciudad más importante de Irak, y sus alrededores. El dominio de este grupo terrorista se extiende hasta la provincia de Al Raqa, en Siria.

A la primera etapa de ayuda aérea para los desplazados seguirán convoyes que llegarán al norte de Irak desde Turquía y Jordania, así como cargamentos marítimos que partirán desde Dubai y completarán su itinerario por vía terrestre a través de Irán, durante los diez siguientes días. La ayuda incluirá 3.300 tiendas de campaña y material de cocina para personas que, para evitar la muerte, tuvieron que huir de sus hogares con lo puesto. Arabia Saudí, Estados Unidos, Reino Unido, Japón y otros países han participado en la financiación de esta ayuda.