Público
Público

El Ejército israelí mata a un responsable de Hamás en Cisjordania

Los hechos se han producido durante una redada para detener a islamistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Efectivos del Ejército israelí y del servicio secreto Shabak mataron hoy a un comandante local del brazo armado del movimiento islamista Hamás en una redada en Cisjordania, informó la radio pública israelí.

Los hechos ocurrieron en un aldea próxima a la ciudad de Tul Karem, en el norte de Cisjordania, donde esta madrugada el Ejército realizó una redada para detener a islamistas.

El miliciano Iyad Shilbayeh comenzó 'a correr de forma sospechosa hacia los soldados y desatendió la orden de detenerse', dijo un portavoz del Ejército israelí al diario Haaretz.

'La unidad, viéndose amenazada, abrió fuego y mató al sospechoso', agregó.

La muerte de Shilbayeh supone un nuevo escalón en la espiral de violencia entre Israel y Hamás en las últimas semanas, en coincidencia con las negociaciones directas de paz que comenzaron en Washington a principio de mes.

La víctima 'desatendió la orden de detenerse'

Estos últimos días, milicias palestinas dispararon desde Gaza un creciente número de proyectiles de mortero y cohetes, en tanto que el Ejército israelí bombardeó la franja desde tierra y aire.

Por otro lado, las autoridades israelíes han declarado el estado de máxima alerta con motivo del 'Yom Kipur' o 'Día del perdón', la jornada más sagrada del calendario hebreo y que a partir de esta tarde paralizará el país durante unas veinticinco horas.

El estado de alerta incluye el cierre de los territorios palestinos y de todos los pasos fronterizos, se informa en un comunicado militar.

Los únicos que podrán desplazarse entre Cisjordania e Israel serán el personal médico, activistas de ONGs, abogados y otros profesionales previa coordinación con el Ejército israelí.

Igualmente se permitirá el paso a periodistas que dispongan de la documentación apropiada, según la nota.

La jornada del Yom Kipur, celebrada por los judíos desde tiempos bíblicos -es mencionada como 'Sábado de sábados' en las escrituras sagradas-, es la más solemne del calendario hebreo y paraliza por completo el transporte público, de vehículos privados, cualquier actividad pública o privada, sea comercial o de entretenimiento.