Público
Público

El Ejército sirio aplasta la resistencia

Los militares entran a sangre y fuego en Yisr al Shugur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las tropas sirias recuperaron a sangre y fuego la ciudad de Yisr al Shugur, situada en el noroeste del país, a sólo 20 kilómetros de Turquía. El Gobierno de Damasco había perdido, hace unos diez días, el control de esta localidad que antes de que fuera sitiada contaba con 60.000 habitantes, pero que ha visto como una gran parte de la población ha emprendido el éxodo hacia Turquía o hacia otras zonas más seguras de Siria.

Tanques, helicópteros y arti-llería bombardearon Yisr al Shugur con fuego pesado al tiempo que las tropas iniciaban el avance para tomar la ciudad a primera hora de la mañana. Según algunos refugiados, los soldados tuvieron que aplastar a otros soldados que durante los últimos días se habían negado a disparar contra la población y habían desertado.

La televisión siria dijo que las tropas regulares 'limpiaron' la ciudad de 'bandas armadas' y añadió que las tropas habían tomado el Hospital Nacional y habían descubierto una fosa común donde los rebeldes habían enterrado a 82 miembros de las fuerzas de seguridad que fueron ejecutados la semana pasada.

La ciudad era el mayor foco de oposición violenta al régimen de Asad

Según informaciones recogidas de personas que han huido de Yisr al Shugur y de los pueblos vecinos, la ofensiva corre a cargo de la Brigada 47 del Ejército, una unidad que capitanea el general MaherAsad, hermano del presidente Bashar Asad. Es la misma brigada que acometió los ataques contra Derá, la ciudad donde comenzaron las revueltas a mediados de marzo.

Una cuestión que todavía no se ha resuelto por completo es conocer quiénes forman las 'bandas armadas' a las que se está enfrentando el Ejército, aunque por los testimonios recogidos se deduce que se trata de soldados que han decidido desertar y hasta se sugiere que la mayoría de los desertores son soldados islamistas que no han acatado las órdenes de sus superiores.

Aunque existe una gran confusión al respecto, es posible que los 120 miembros de los cuerpos de seguridad muertos el día 5 de junio y los mencionados 82 que aparecieron en una fosa común, sean soldados y policías que han sido ejecutados tanto por los militares leales al Gobierno como por los desertores.

Los Hermanos Musulmanes toman un papel más activo en la revuelta

El servicio en árabe de la BBC, que empotró a uno de sus periodistas con el Ejército que entró en Yisr al Shugur, dijo que, según un oficial sirio, las 'bandas armadas' habían huido de la ciudad para buscar refugio en las montañas colindantes. Esta zona está habitada por suníes, cristianos y alauíes, mientras que la mayor parte de la población de Yisr al Shugur es suní, aunque también hay una minoría alauí.

El oficial dijo que el Ejército practicó 'numerosas detenciones de personas que son de distintas provincias sirias y no sólo de Yisr al Shugur'. Estas palabras pueden ser también una indicación de que los Hermanos Musulmanes sirios han empezado a implicarse en la revuelta.

Se estima que en las revueltas que se iniciaron hace tres meses han muerto más de 1.400 personas. Las autoridades de Damasco dicen que durante el mismo periodo han muerto 500 miembros de las fuerzas de seguridad y se calcula que se ha practicado la detención de al menos 10.000 personas.

El número de refugiados también es difícil de calcular. Oficialmente hay más de 5.000 en Turquía, aunque hay estimaciones que señalan el doble. Además, miles de vecinos de Yisr al Shugur han buscado refugio en otras zonas de Siria.