Publicado: 27.03.2016 16:15 |Actualizado: 27.03.2016 19:59

El ejército sirio se hace con el control total de Palmira e inflige al Estado Islámico su mayor derrota

La ofensiva lanzada hace tres semanas,  apoyada por intensos ataques aéreos por parte de Rusia, permite a los leales a Bashar al-Assad recuperar una posición estratégica

Publicidad
Media: 4.22
Votos: 9
Comentarios:
Un vehículo de las tropas leales al presidente sirio Bashar al-Assad, en el interior de la ciudad histórica de Palmira, recuperada del Estado Islámico. REUTERS/SANA

Un vehículo de las tropas leales al presidente sirio Bashar al-Assad, en el interior de la ciudad histórica de Palmira, recuperada del Estado Islámico. REUTERS/SANA

BEIRUT.- Las fuerzas del gobierno sirio, con fuerte apoyo aéreo de los rusos, expulsaron el domingo a Estado Islámico de Palmira, asestando según el ejército de Basar el-Asad un "golpe mortal" a los yihadistas que capturaron la ciudad el año pasado, dinamitando sus antiguos templos.

La pérdida de Palmira representa el mayor revés para el grupo islamista desde que proclamó un califato en 2014 en grandes partes de Siria e Irak.



La comandancia general del ejército dijo que sus fuerzas reconquistaron la ciudad con apoyo aéreo ruso y sirio, abriendo una vasta extensión desértica al este hacia los baluartes de Estado Islámico en Raqqa y Deir al-Zor.

Palmira se convertirá en "plataforma de lanzamiento para ampliar las operaciones militares" contra el grupo en esas dos provincias, dijo, prometiendo "tensar el nudo sobre el grupo terrorista cortando rutas de suministro ... antes de la completa recuperación".

Una bandera del Estado Islámico sobre una moto en la ciudad de Palmira, tras ser recuperada por el Ejército sirio. REUTERS/SANA

Una bandera del Estado Islámico sobre una moto en la ciudad de Palmira, tras ser recuperada por el Ejército sirio. REUTERS/SANA

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que el domingo por la mañana todavía había enfrentamientos en la parte oriental de la ciudad, pero que la mayoría de combatientes de Estado Islámico se había retirado hacia el este, dejando Palmira bajo el control del presidente Basar el-Asad.

Vista de los daños producido en el Hotel Citadel durante la recuperación de la ciudad de Palmira por el Ejército sirio. REUTERS/SANA

La televisión estatal siria mostró el sábado por la mañana imágenes de Palmira, cuyas calles aparecían desiertas y con multitud de edificios destruidos.

Esta situación ocurre tras una contienda llevada a cabo por el ejército sirio y sus aliados que ha durado tres semanas, apoyada por intensos ataques aéreos por parte del ejército ruso, que tuvieron como objetivo hacer retroceder al Estado Islámico.

La intervención de Rusia en septiembre dio un empujón a Asad en un conflicto sirio que dura cinco años. A pesar de haber anunciado hace dos semanas que retiraba la mayoría de sus fuerzas militares, varios cazas rusos y helicópteros llevaron a cabo decenas de ataques diarios sobre Palmira en los momentos más intensos de los enfrentamientos.

"Este logro representa un golpe mortal para la organización terrorista y sienta la base para una mayor quiebra en la moral de sus mercenarios y el comienzo de su derrota", dijo la comandancia militar siria en su comunicado.

Una vista general de la antigua ciudad de Palmira, tras ser recuperada por el Ejército sirio. REUTERS/SANA

Una vista general de la antigua ciudad de Palmira, tras ser recuperada por el Ejército sirio. REUTERS/SANA

El director del Observatorio, Rami Abdulrahman , dijo que 400 combatientes de Estado Islámico murieron en la batalla de Palmira, que calificó como la mayor derrota del grupo desde que proclamó su califato tomando el control de áreas de Siria e Irak en 2014. De acuerdo con el Observatorio, alrededor de 180 soldados sirios y aliados murieron en la contienda con la que se retomó Palmira, lugar donde se sitúan algunas de las más importantes ruinas del Imperio Romano.

"La liberación de la ciudad histórica de Palmira es un importante logro y otro indicio de que el éxito de la estrategia del ejército ruso y sus aliados en la guerra contra el terrorismo", dijo Asad a parlamentarios franceses de visita en Siria según declaraciones recogidas por la televisión siria.

El presidente sirio Bashar al-Assad y el presidente ruso, Vladimir Putin, en un encuentro en el Kremlin en octubre de 2015. REUTERS/Alexei Druzhinin/RIA Novosti/Kremlin

El presidente sirio Bashar al-Assad y el presidente ruso, Vladimir Putin, en un encuentro en el Kremlin en octubre de 2015. REUTERS/Alexei Druzhinin/RIA Novosti/Kremlin

Por su parte, el portavoz del Kremlim, Dimitri Peskov, dijo el domingo según la agencia de noticias rusa TASS que el presidente ruso Vladimir Putin felicitó a su homólogo sirio por la reconquista de Palmira.

"Asad valoró enormemente la ayuda brindada por las fuerzas aéreas rusas y subrayó que éxitos como la reconquista de Palmira no habrían sido posibles sin el apoyo ruso", dijo Peskov citado por TASS.

Una estatua antigua dañada a la entrada del Museo de Palmira. REUTERS/SANA

Una estatua antigua dañada a la entrada del Museo de Palmira. REUTERS/SANA

Militantes de Estado Islámico dinamitaron varios monumentos el año pasado, y la televisión siria retransmitió el domingo imágenes del interior del Museo de Palmira donde se aprecian estatuas dañadas y destruidas, así como varias vitrinas rotas.

El responsable del patrimonio de Siria, dijo esta semana que otros monumentos antiguos seguían en pie y se comprometió a restaurar los monumentos dañados. "Palmira ha sido liberada. Este es el fin de la destrucción en Palmira," dijo el domingo Mamoun Abdel Karim, responsable de las Antigüedades sirias, a Reuters. "¿Cuántas veces hemos llorado por Palmira?, ¿cuántas veces hemos sentido desesperación? Pero no hemos perdido la esperanza", añadió.