Público
Público

El Ejército sirio golpea la ciudad de Homs

Grupos opositores denuncian varias muertes por francotiradores y el bombardeo de la ciudad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos tres personas han muerto en Siria en una nueva jornada de represión del régimen de Bachar al Asad, según el Observatorio sirio de Derechos Humanos.

En un comunicado, el grupo opositor ha informado de las identidades de los fallecidos. Un joven ha sido atacado por francotiradores cuando permanecía en un puesto de control en el barrio de Al Bayada, mientras que dos civiles han muerto en el barrio de Baba Amro, heridos por las ametralladoras de las fuerzas de seguridad. En la ciudad se libran duros enfrentamientos entre el ejército sirio y hombres armados que, supuestamente, son militares disidentes.

Además, una fuerte explosión ha sacudido la zona en el ataque a un blindado del ejército. Según ha informado Reuters, tanques del régimen sirio habrían bombardeado la ciudad, concentrándose en el barrio de Baba Amro, que alberga a centenares de ex militares que han abandonado las filas del Ejército.

Los enfrentamientos se producen horas después de que la Liga Árabe expresara su preocupación por la violencia en Siria, donde ayer murieron al menos 40 opositores de Al Asad a manos de las fuerzas de seguridad. 

En un comunicado, la comisión árabe de seguimiento de la situación siria envió anoche un 'mensaje urgente' a Damasco para expresar su 'rechazo por la continuación de los asesinatos de civiles'.

Una comisión de ministros árabes de Exteriores presidida por Catar tiene previsto entrevistarse mañana en Doha (Catar) con funcionarios sirios para propiciar el diálogo entre el régimen y la oposición, de acuerdo con la última iniciativa árabe para solucionar 'la crisis siria'. 

Dicho comité ya viajó a Damasco el pasado 26 de octubre para transmitir al presidente Al Asad su propuesta, ante el descontento de los opositores sirios, que criticaban que la Liga Árabe propusiese iniciar un diálogo entre el régimen y la insurgencia mientras las autoridades continúan reprimiendo a los civiles.

Ayer, el Ministerio de Exteriores de España intensificó su denuncias contra las prácticas del Gobierno sirio, tras la publicación de un informe en el que Amnistía Internacional denunciaba el acoso a opositores sirios en España desde la Embajada árabe en Madrid.