Público
Público

El Ejército sirio recupera la periferia de Damasco

Los bombardeos expulsan a los rebeldes de los suburbios de la capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército sirio ha recobrado el control de varias localidades situadas justo a las afueras de Damasco que se encontraban bajo el poder del rebelde Ejército Sirio Libre (ESL) desde hace algunos días. La recuperación de los suburbios se produjo después de haber bombardeado de una manera intensa con tanques y artillería las posiciones de los desertores en áreas residenciales.

Los bombardeos fueron a pocos kilómetros del centro de la capital y se oyeron desde el palacio presidencial. Los tanques dispararon más de 200 bombas en la periferia de Damasco, según los activistas de la oposición. Todo ello mientras los rebeldes afirman que el número de desertores se multiplica día a día y los bombardeos de áreas civiles sólo consiguen efectos no deseados por el Gobierno: aumentar el desencanto de la población civil y un debilitamiento del régimen.

Los militares dispararon más de 200 proyectiles, según la oposición

El Ejército tendrá que permanecer en las poblaciones cercanas a Damasco si no quiere que vuelvan a caer en manos del ESL. Activistas de la oposición indicaron que al menos 26 personas fallecieron durante el fin de semana en la zona de la capital y que este lunes murieron una veintena, incluidas seis en los suburbios de Damasco. En todo el país, el domingo se cosechó uno de los saldos más sangrientos: 60 personas muertas.

Mientras la situación se deteriora, Rusia invitó al régimen y a la oposición a que acudan a Moscú a dialogar. El régimen aceptó la invitación, como era previsible, pero la oposición la rechazó, como era previsible también. La oferta de Moscú llegó un día antes de que el Consejo de Seguridad de la ONU debata la crisis sobre un fondo de negros y espesos nubarrones.

La Liga Árabe, Marruecos y Occidente exigen la dimisión de Asad

En el mejor de los casos, las potencias occidentales recomendarán duras sanciones adicionales contra Siria, aunque Rusia ha advertido de que ejercerá su derecho a veto en el Consejo de Seguridad. Todavía no se sabe si China también usará el derecho de veto o se abstendrá. Moscú calificó de 'no equilibrado' el texto que desde el viernes están discutiendo las delegaciones en Nueva York.

Frente a Rusia están Occidente y sus aliados. El borrador de la resolución que impulsan Reino Unido, Francia y Alemania, así como Marruecos, que actualmente es miembro del Consejo de Seguridad, se centra en expresar su apoyo a la iniciativa de la Liga Árabe, y más concretamente en exigir la dimisión del presidente Bashar al Asad sin condiciones, como paso previo para iniciar un diálogo que prepare el camino a las elecciones.

Las potencias europeas han tomado la iniciativa en todo lo referente a Siria con gran fervor, mientras Estados Unidos se mantiene precavido en la misma segunda fila donde figura Israel. El diario londinense Daily Mail insistió en que Reino Unido defiende de una manera clara y sin resquicios la destitución de Asad como paso previo e innegociable a cualquier otra cosa, que es precisamente la posición que defienden Estados Unidos y la oposición.