Publicado: 10.08.2014 18:43 |Actualizado: 10.08.2014 18:43

El Ejército ucraniano mantiene su ofensiva contra los prorrusos en Donetsk y Lugansk

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La situación sigue tensa en el este de Ucrania donde el Ejército pretende hacerse con el control de las regiones de Donetsk y Lugansk, sumidas en encarnizados combates entre las tropas y los separatistas.

Kiev prosiguió en la madrugada su ofensiva en las inmediaciones de Donetsk, "la capital minera", para estrechar el cerco en torno al principal baluarte de la sublevación prorrusa, informó hoy el servicio de prensa de la operación antiterrorista.

"Golpeamos las principales bases del enemigo", señaló un comunicado del mando militar en Facebook. La nota agregó que los insurgentes sufrieron bajas sin especificar el numero de muertos o heridos como resultado de la ofensiva. Según el comunicado, las posiciones de las tropas fueron atacadas con proyectiles de mortero y de artillería pesada cerca de las localidades de Makarovoye, Nízhniaya Oljovka, Gorodische, Máryinskoye y Prudovka.

Por otro lado, los rebeldes denunciaron a la agencia Interfax que el Ejército ucraniano abrió anoche fuego contra barrios residenciales en el distrito Kirovski de Donetsk. Mientras, la alcaldía de Donetsk precisó de que el cañoneo empezó a las 04.00 de la madrugada, hora local. Como resultado del bombardeo quedaron averiadas un total de 19 subestaciones eléctricas en el distrito de Adminposiólok.

Además, por segundo día consecutivo, las tropas no han cejado en su intento de apoderarse de la ciudad de Krasni Luch, punto estratégicamente decisivo de la región de Lugansk, cuya ocupación supondría bloqueo de abastecimiento por parte de Moscú a los separatistas, según Kiev.

"Ahora, allí prosiguen los combates de posiciones. La situación es muy tensa, nuestros militares hacen todo lo posible para liberar la ciudad cuanto antes", aseguró en rueda de prensa el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, Andréi Lisenko, que agregó que las tropas "se atienen a las reglas de combate en condiciones de localidad poblada para no afectar a la población y las infraestructuras".

Entretanto, los insurgentes prorrusos aseguraron haber destruido una columna de carros blindados en una carretera que une la localidad de Górlovka y Donetsk. "Entre Donetsk y Górlovka hemos destruido varias decenas de máquinas, incluidos tres tanques", dijo una fuente de los prorrusos a la agencia Interfax, que no especificó si hubo muertos o heridos en aquel ataque.

Los rebeldes han reiterado su disposición a anunciar la tregua a condición de una inmediata retirada de las tropas gubernamentales. "Siempre estamos dispuestos a acordar un cese el fuego temporal por ambas partes para prevenir el crecimiento de una catástrofe humanitaria como la que ya ha llegado a Donetsk", se indica en un comunicado de la autoproclamada "República Popular de Donetsk".

Los rebeldes indicaron también que "las condiciones esenciales para el inicio de un proceso negociador sobre cualquier consenso son la retirada completa de las tropas y la participación de cargos oficiales en las negociaciones". "Mientras el Ejército ucraniano continúe los combates, no habrá ningún alto el fuego. La república seguirá luchando", se indica en la nota.

Kiev anunció el jueves el inicio de la ofensiva contra las ciudades de Donetsk y Lugansk, habitadas por casi 1,5 millones de personas entre ambas antes del inicio del conflicto armado.