Público
Público

Ejército y desertores se enfrentan a las puertas del aeropuerto de Damasco

El régimen de Al Asad ha desplegado en las últimas horas a más de 2.000 soldados para frenar el avance hasta la capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los enfrentamientos entre las fuerzas del régimen de Bachar al Asad y militares desertores del Ejército Libre Sirio (ELS) se han extendido en las últimas horas hasta las cercanías del aeropuerto de Damasco. Según el número dos del ELS, Malik Kurdi, desde ayer, los choques se desarrollan desde ayer a 5 kilómetros del aeropuerto de la capital, informa EFE.

La información fue confirmada a la agencia por una activista siria que quiso guardar el anonimato. Según esta persona, es la primera vez que los enfrentamientos entre ambos bandos llegan a las proximidades del aeropuerto. El líder rebelde Kurdi apuntó que, tras acercarse al aeropuerto, tuvieron que hacer una retirada táctica por la gran presencia de tropas del régimen desplegadas en este enclave estratégico, pero que esperan en las proximidades para reanudar sus ataques.

Ayer, más de 2.000 soldados se desplegaron por los suburbios del norte y el este de la capital siria, en la región de Al Guta, para aplastar a los grupos de desertores del ESL que operan en la zona. Estos militares renegados se han hecho, en algunos casos, con el control de esas poblaciones expulsando a los soldados regulares y estableciendo posiciones armadas en el interior y en los accesos.

Los desertores han llegado a tomar el control completo de ciertos suburbios y el régimen parece temer que los choques se extiendan ahora al centro de la capital. Si esto se produce, cambiaría la correlación de fuerzas incrementando la presión sobre el Gobierno. A medio plazo, podría resultar fatal para el régimen, informa Eugenio García Gascón.

La Comisión General de la Revolución Siria anunció que al menos ocho personas fallecieron hoy en las cercanías de Damasco, mientras que seis perecieron en la provincia de Homs, además de tres en Deraa, en el sur, y una en Idleb.

Más de 5.000 personas han muerto en Siria desde el comienzo de la revuelta, según las últimas cifras de la ONU, aunque los opositores indican que las víctimas mortales superan los 6.000.