Público
Público

Elecciones en Francia La Policía registra el domicilio de Fillon mientras decenas de altos cargos desertan de su candidatura

Entre los que le han abandonado se encuentran el exministro Bruno Le Maire y el partido Unión Demócrata Independiente (UDI). El candidato de la derecha a las presidenciales de Francia está al borde de la imputación por enchufar a sus familiares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fillon, este miércoles en Nimes. REUTERS/Jean-Paul Pelissier

Fillon, este miércoles en Nimes. REUTERS/Jean-Paul Pelissier

El domicilio del candidato conservador a la presidencia francesa, François Fillon, fue registrado hoy por agentes de la Oficina Central de Lucha contra la Corrupción y las Infracciones Financieras y Fiscales (OCLICIFF). El registro de su vivienda en el distrito VII de París tuvo lugar a petición de los tres jueces de instrucción designados el 24 de febrero para investigar las sospechas sobre el desvío de fondos públicos, tráfico de influencias y ocultación de actividades en relación con los supuestos empleos ficticios de su mujer, Penelope, y sus hijos, reveló el diario Le Parisien.

Fillon anunció ayer que ha sido citado el próximo día 15 de cara a su probable imputación, pero reiteró su intención de no abandonar la carrera al Elíseo. El anuncio ha desatado una oleada de deserciones en su propio campo de cargos que le critican por no poder centrar todas sus energías en la campaña o por no haber cumplido su promesa de dimitir en caso de resultar imputado. Entre ellos se encuentran el responsable de Asuntos Internacionales y Europeos de su campaña, el exministro Bruno Le Maire, y el partido centrista Unión Demócrata Independiente (UDI), que suspendió su participación en la misma.

Junto a diputados cercanos al expresidente Nicolas Sarkozy y al ex primer ministro Alain Juppé, exrivales de Fillon en las primarias, una veintena de alcaldes de Los Republicanos (LR) o de la UDI firmaron hoy un manifiesto en el que le pidieron de forma "solemne" que se retire si es imputado.

Ya se han registrado algunos movimientos de presión organizados, como el de los alcaldes y responsables regionales centroderechistas de 15 ciudades de tamaño pequeño y medio franceses, entre ellas Nancy (norte), Reims (norte) y Saint-Etienne (sureste). "Nosotros, cargos electos de la derecha y el centro, pedimos solemnemente a François Fillon que se retire", reza el lema de estos regidores y responsables regionales, según publicó L'Opinion.

Poco antes de una reunión pública en Nîmes, en el sur del país, Fillon reiteró hoy que conserva el apoyo de las bases, y una de sus portavoces, Valérie Boyer, destacó que su renuncia no es posible "porque no hay un plan B".

La probable imputación del aspirante conservador le ha hecho mella en las encuestas y sólo un 25% de los franceses están a favor de que mantenga su candidatura a las elecciones presidenciales, en las que refuerzan su condición de favoritos la ultraderechista Marine Le Pen y el socioliberal Emmanuel Macron.