Público
Público

El embajador de EEUU en Siria anima a las protestas en Hama

El diplomático eligió este emblemático lugar para expresar simbólicamente cuál es la posición de Occidente con respecto a la revuelta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los embajadores de Estados Unidos y Francia en Damasco visitaron el jueves y el viernes la ciudad siria de Hama, centro de las principales protestas, en una clara indicación de desafío al presidente Bashar al Asad y de apoyo a las decenas de miles de manifestantes que piden el fin del régimen.

El embajador estadounidense, Robert Ford, y su colega galo, Eric Chevallier, no pudieron escoger un momento ni un lugar más apropiado para expresar simbólicamente cuál es la posición de Occidente con respecto a la revuelta que comenzó en marzo y que se ha cobrado la vida de más de 1.400 personas.

La elección del lugar tiene también una fuerte carga simbólica, ya que Hama ha sido un centro islamista de primer orden, y en 1982 fue testigo de una gran rebelión armada de los Hermanos Musulmanes contra el régimen de Hafez al Asad, que fue aplastada sin piedad con un balance de miles de muertos.

Aunque los dos embajadores abandonaron Hama justo antes de la manifestación del viernes después de la oración, su presencia en la ciudad contribuyó a animar a los manifestantes, y decenas de miles de personas salieron a las calles después de la plegaria cantando consignas islamistas y rechazando el diálogo con el régimen. En otros lugares del país hubo al menos 14 manifestantes muertos.

El coqueteo implícito de Estados Unidos con los islamistas sirios tiene el precedente del que tuvo lugar en Afganistán en la década de los ochenta, cuando los neoconservadores de Ronald Reagan impulsaron a los talibanes contra el régimen prosoviético.