Público
Público

El empeño de Trump contra los 'dreamers' provoca el cierre del Gobierno de EEUU

Los parlamentarios demócratas han forzado el cierre de las actividades gubernamentales a partir de la medianoche (6.00 en España) con su oposición frontal a aprobar el Presupuesto en el Congreso, tras condicionar su voto a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los cerca de 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores".

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3

Cientos de haitianos se manifiestan frente a uno de los edificios Trump en Manhattan, el viernes19 de enero, contra los comentarios denigrantes sobre varios países, entre ellos Haití, calificándolos de "agujeros de mierda", pronunciados por el presidente de EEUU. EFE/ Justin Lane

El Gobierno de Estados Unidos inició esta medianoche un cierre parcial de sus actividades por la falta de fondos para financiarlas después de que republicanos y demócratas no alcanzasen un acuerdo presupuestario en el Congreso, a causa del empeño del presidente Donald Trump en no regularizar a los casi 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers" o "soñadores".

Este cierre administrativo de la mayor parte de las actividades gubernamentales, por falta de fondos, coincide con el primer aniversario de Trump en la Casa Blanca y es el primero que se produce con un presidente que cuenta con la mayoría absoluta de su propio partido en el Capitolio.

La última vez que el Gobierno de Estados Unidos tuvo que cerrar por falta de fondos fue en octubre de 2013, con Barack Obama en la presidencia del país, un parón que se alargó durante 16 días.

En 2013, Obama mandó a más de 800.000 trabajadores públicos -los considerados "no esenciales"- a sus casas suspendidos de empleo, cerró museos y parques nacionales y canceló tratamientos experimentales en los centros médicos de investigación federales.

El Pentágono advierte de que algunas  de sus operaciones militares también quedarán suspendidas por falta de fondos

A la espera de comprobar las consecuencias prácticas del presente cierre, el jefe del Pentágono, James Mattis, advirtió de que algunas operaciones militares quedarán suspendidas a la espera de fondos, aunque la falta de presupuesto no afectará a la guerra de Afganistán ni contra el Estado Islámico.

Los demócratas, que forzaron el cierre con su oposición a las cuentas en el Congreso, habían condicionado su voto a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los cerca de 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers" o "soñadores".

Después de la medianoche del viernes al sábado, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que advirtió de que "no negociará" con los demócratas el estatus de los "soñadores" para lograr nuevos fondos y calificó a la oposición de "perdedores".

"No negociaremos el estatus de inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales rehenes de sus insensatas demandas. Este es un comportamiento de perdedores obstruccionistas, no de legisladores", comunicó la Casa Blanca.

El Gobierno de Trump dijo que solo "reabrirá las negociaciones sobre la reforma migratoria" una vez los demócratas desbloqueen las cuentas.