Público
Público

La empresa que vende agua para llevarla a donde no hay 

Auara es una empresa social que ya ha llevado agua a Benín y Camboya en forma de pozos e instalaciones santarias

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:

Mujeres y niños recogen agua de un pozo. / AUARA

@EstPom

MADRID.- ¿Qué llegó primero la gallina o el huevo, el pozo o la botella? Auara es una empresa que vende agua para llevarla a donde escasea. La crisis del agua deja sin beber a 700 millones de personas en el mundo y una de cada tres personas sufre escasez de agua. Mujeres y niños tienen que emprender largos viajes para llegar a pozos o ríos donde la calidad del agua se diferencia en mucho de la que sale, a veces parece que por arte de magia, de nuestros grifos.

Parece que el agua es un recurso infinito porque abrimos el grifo y sale”, recuerda Antonio Espinosa de los Monteros, fundador de Auara, la primera empresa social española acreditada que vende agua en España con el fin de llevar agua donde no la hay.

El proyecto nace hace dos años cuando Antonio Espinosa, tras varias experiencias en ONGs, decide unirse a su amigo Pablo Urbano para crear Auara con el tercer fundador Luis de Sande.

La empresa está acreditada como empresa social por Social Enterprise Mark

La empresa está acreditada como empresa social por Social Enterprise Mark, organización que reconoce y promueve las capacidades de las empresas sociales como empresas competitivas y sostenibles. El proyecto, que aúna lo mejor del mundo de la empresa y el propósito de una ONG, destina el 100% de sus dividendos a un fin social. Por ahora los proyectos iniciados se sitúan en Benín y en Camboya.

Espinosa estudió arquitectura y ha trabajado en diferentes proyectos como voluntario. “No marcó un antes y un después en ese momento”, explica el fundador y CEO de Auara, pero sí es verdad que comenzó a “engancharse” a proyectos de este tipo.

El agua como base de “todas las pobrezas”

Fue en Etiopía donde se percató por primera vez del impacto del agua en la vida de las personas. Viajó hasta allí para ayudar en la reforma de un hospital posteriormente para llevar la obra de la construcción de un quirófano, el primero de una región.

Antonio Espinosa, Pablo Urbano y  Luis de Sande, fundadores de Auara. / AUARA 

El momento clave en el que decide que quiere “dedicarse al agua” es cuando a uno de los pacientes sufre una amputación tras infectarse una herida que no pudo limpiar por falta de agua.  Así, muchos de los pacientes que llegaban al hospital mostraban problemas que estaban relacionados con la falta o las malas condiciones del agua (infecciones por beber agua sucia, malnutrición por causa de la sequía…). 

Empresa social, lo mejor de una empresa y una ONG

“La empresa social es una idea más común en el mundo anglosajón”, explica Espinosa. “Queremos proponer que una empresa tenga un sentido humano. Que una empresa no exista solo para ganar ‘pasta’ y hacer ricos a los accionistas sino que tenga un fin social muy claro. Vendemos un producto y todo lo que generamos tiene fin un social. Queremos impregnar todo con ese valor social”.

Ofrece agua 100% mineral natural envasada en una botella de material 100% reciclado

Auara no se anda con medias tintas: ofrece agua 100% mineral natural proveniente de León (Carrizal II) envasada en una botella de material 100% reciclado.  “Nos dimos cuenta de que no tenía mucho sentido intentar solucionar un problema social en Etiopía, o donde fuera, generando un ecológico aquí en España”. La sostenibilidad es un pilar fundamental de la marca. Auara es la primera marca de agua de Europa que fabrica botellas con material 100% reciclado. Las botellas tienen una base cuadrada para facilitar las transportación y se reducir el impacto medioambiental.

Mujer recogiendo agua en un río en Burkina Faso. / AUARA

El proyecto busca ser todo lo inclusivo posible, es por ello que en las botellas se encuentra la inscripción en braile y un código QR en la etiqueta para que el consumidor sepa a qué proyecto contribuye con su compra.

Además el 100% “todos los beneficios en vez de ser para unos accionistas son exclusivamente para el fin social”. Social Entrepise Mark que certifica Auara como empresa social, tiene como objetivo ejercer de organismo de control para garantizar la transparencia. A esto se une que con el cierre del año 2016 aparecerán todas cuentas en la web.

Llega agua a Benín y Camboya

Ahora mismo Auara tiene dos proyectos en marcha cercanos a su finalización. El primero es la construcción de un pozo en un colegio en Benín. La tarea de la recogida de agua corresponde a mujeres y niños y “los niños no acudían al colegio por tener que hacer largos recorridos para poder obtener agua de pozos a menudo muy lejanos”. Al crear un pozo en un colegio no solo se solventa el problema del agua, sino aumenta la tasa de escolarización.

Mujeres con barreños para recoger agua en burkina Faso. / AUARA 

Baños para familias con miembros infectados de VIH para reducir el riesgo de contagio

Por otro lado, en Camboya el proyecto se centra en llevar higiene a través del agua a la localidad de Rocá. Auara construye baños para familias con miembros infectados de VIH para reducir el riesgo de contagio. “Viven en condiciones de insalubridad y se bañan en ríos, donde el riesgo de contagio es muy alto. Además el impacto social es muy visible, las mujeres de las familias ya no tienen que ir al río bañarse por lo que se reduce el riesgo de acoso”.

Siempre trabajamos con un socio local o con alguien que no es local pero lleva mucho tiempo entre la población. Es decir no es la ONG la que va, hace lo que tiene que hacer y se vuelve”. Auara hace contratos de seguimiento de cinco años para garantizar la sostenibilidad de las construcciones.

No puede ser un regalo total

La empresa social exige a la población local un 5% del valor del proyecto. “No puede ser un regalo total”, explica Espinosa, “no es un valor monetario porque son poblaciones que viven en pobreza extrema. Pero ofrecen material, mano de obra, terrenos y se implican en la construcción. Además se fomenta que sean partícipes y se crea empleo en la zona”.
Planes de futuro

Se encuentran en fase proyectual en los trabajos en Congo, Camerún, Camboya y la lista seguramente se alargue porque “por desgracia sitio donde trabajar no van a faltar”. Auara, se puede adquirir a través de internet, además de restaurantes y tientas (supermercados El Corte Inglés y Viena Capellanes). A partir de 2017 se aumentará su presencia en el mercado.