Publicado: 22.07.2016 10:53 |Actualizado: 22.07.2016 13:56

Encarceladas cinco personas acusadas de proveer armas y ser cómplices del terrorista de Niza

Las 84 víctimas eran de 18 nacionalidades distintas, según el presidente Hollande, quien ha informado de que doce de los heridos continúan en estado crítico.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Multitud de personas se detienen ante las flores y velas depositadas en el paseo de los Ingleses en recuerdo a las víctimas cinco días después del atentado de Niza. - EFE

Multitud de personas se detienen ante las flores y velas depositadas en el paseo de los Ingleses en recuerdo a las víctimas cinco días después del atentado de Niza. - EFE

PARÍS.- Los cinco detenidos por haber prestado supuestamente colaboración al autor del atentado del pasado jueves en Niza fueron encarcelados anoche tras ser inculpados por terrorismo, informó hoy la Fiscalía.

Tres de los detenidos, Ramzi A., Chokri C. y Mohamed Oualid G., fueron acusados de complicidad y tentativa de asesinato terrorista, así como de complicidad en tentativa de asesinato terrorista de personas depositarias de autoridad pública, en concreto policías, precisa la Fiscalía en un mensaje.



Ramzi A., al igual que una pareja de albaneses que responden a los nombres de Artan H. y Enkeldja Z., fueron imputados por infracción de la legislación de armas, es decir, por haber suministrado al terrorista Mohamed Bouhlel la pistola que utilizó contra los policías que intentaban detenerlo y que consiguieron abatirlo.

El fiscal de París, François Molins, informó ayer por la tarde de que "las investigaciones han confirmado no solo el carácter premeditado (del ataque), sino también que (Bouhlel) se había beneficiado de apoyos y cómplices en la preparación y la comisión de su acto criminal".

"Mohamed Bouhlel había preparado y madurado su acto criminal varios meses antes", insistió Molins, que para ilustrarlo dio cuenta de algunas de las imágenes que conservaba en su móvil, entre ellas los fuegos artificiales en Niza durante la Fiesta Nacional del 14 de julio del año pasado.

También había mensajes cruzados entre Mohamed Oualid G. y el autor de la matanza que reflejan la ideología yihadista que compartían.

Las víctimas son de 18 nacionalidades

Por otro lado, el presidente francés, François Hollande ha informado de que "las víctimas" del atentado son de 18 nacionalidades y precisó que 12 de los heridos siguen en estado crítico.

Lo ha informado tras el consejo con varios miembros de su gobierno, el cuarto que se celebra desde la acción el pasado día 14 de Mohamed Bouhlel en el paseo de los Ingleses de Niza, que causó la muerte a 84 personas y heridas a 330.

El consejo ha estado precedido por una reunión entre Hollande y Le Drian dedicada a las operaciones militares contra el Estado Islámico de Francia, que en los últimos días se centran en la conquista de Mosul, en Irak.

"Aunque Francia fue la atacada, el objetivo era el mundo", comentó, antes de insistir en que el terrorista "había premeditado desde hacía semanas su acto y tuvo complicidades".


También hizo notar que el autor de la matanza se había inspirado de las consignas del Estado Islámico (EI), que ha reivindicado su ataque, y advirtió de que la amenaza terrorista "va a durar" y "no afecta sólo a Francia"

No a la eliminación de las grabaciones

En relación a la petición cursada por la Subdirección Antiterrorista de la policía Judicial francesa, el Ayuntamiento de Niza ha rechazado eliminar "por completo" 24 horas de grabaciones de seis cámaras de seguridad que contienen imágenes de los momentos de antes, durante y después del atentado.

La solicitud, de carácter urgente, fue enviada por escrito al centro de supervisión urbana del Ayuntamiento este mismo miércoles, para "evitar la difusión descontrolada de estas imágenes", según ha informado el diario francés 'Le Figaro'.

De acuerdo con 'Nice Matin', la petición ya había sido trasladada verbalmente al día siguiente del atentado por los agentes de la lucha antiterrorista al personal del centro de supervisión urbana de la ciudad, tras proceder a extraer más de 27.000 horas de videovigilancia.

Como argumento, habrían esgrimido "evitar fugas" y que se difundieran imágenes de cómo Mohamed Lahouaiej Bouhlel arrolló con su camión. Según explica el diario local, estas imágenes suelen borrarse automáticamente a los diez días, aunque la ley permite conservarlas durante casi un mes.

El abogado del municipio, Philippe Blanchetier, ha anunciado además que el Ayuntamiento pedirá al fiscal de la República de Niza que secuestre estas imágenes "con el fin de no hipotecar otros eventuales procedimientos que podrían ver la luz más allá de la investigación antiterrorista en curso".

"Es la primera vez que nos piden destruir pruebas", ha asegurado una fuente cercana al asunto a 'Le Figaro'. La Fiscalía de París ha confirmado esta información y ha precisado que se trata de un hecho concreto en un caso muy particular para "evitar el uso malicioso" de las imágenes.

La Policía Judicial ha indicado que de esta manera pretenden evitar que se dañe "la dignidad de las víctimas" y que estas imágenes no sean utilizadas "por las páginas web yihadistas con fines propagandísticos".

Etiquetas