Publicado: 05.12.2014 13:21 |Actualizado: 05.12.2014 13:21

Encuentran cientos de millones escondidos en el Vaticano

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El responsable de Economía del Vaticano, el cardenal australiano George Pell, reveló este jueves la existencia de cientos de millones de euros "escondidos" en cuentas de varios departamentos de la Santa Sede que no aparecían en las hojas de balance.

En un artículo para la revista británica Catholic Herald Magazine, publicado este viernes, Pell afirma que han descubierto "que la situación es mucho más saludable de lo que parecía" tras el hallazgo de esos cientos de millones. "Es importante señalar que el Vaticano no está en quiebra (...) la Santa Sede está pagando sus gastos, y a la vez posee importantes activos e inversiones", añadía el cardenal.

Además, Pell apunta que los departamentos del Vaticano tuvieron durante mucho tiempo "casi carta blanca" con sus finanzas y siguieron "patrones establecidos tiempo atrás" para manejar sus asuntos. "Los problemas se mantenían 'en casa', como era costumbre en la mayoría de instituciones, seculares y religiosas, hasta hace poco", explicó Pell, que señaló que muy pocos de esos departamentos "tuvieron la tentación de relatar al mundo exterior lo que ocurría, excepto cuando necesitaban ayuda adicional".

El ministro de Economía del Vaticano explicó asimismo que la Santa Sede no ha utilizado estándares contables modernos "hasta hace poco", cuando el Papa Francisco "se dio cuenta de que el sistema financiero vaticano había evolucionado de un modo que resultaba imposible para cualquiera conocer qué estaba pasando en conjunto".

El mes pasado, la oficina de Pell envió una carta a todos los departamentos del Vaticano sobre los cambios en el manejo de la economía y la contabilidad. Desde el 1 de enero, cada departamento deberá aprobar "medidas financieras claras y eficientes" y preparar información financiera e informes que cumplan con estándares internacionales de contabilidad. Desde la elección del Papa Francisco en marzo del 2013, el Vaticano ha aprobado grandes reformas para cumplir con estándares financieros internacionales y evitar el lavado de dinero.