Público
Público

"Sólo entran los productos más esenciales"

Adnan Abu Hasna es consejero de prensa de UNRWA, la agencia de Naciones Unidas que asiste a los refugiados palestinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Adnan Abu Hasna es consejero de prensa de UNRWA, la agencia de Naciones Unidas que asiste a los refugiados palestinos. A principios de diciembre, UNRWA hizo un llamamiento a los donantes internacionales para poder hacer frente a una 'crisis sin precedentes' que se ha agravado por la situación económica mundial.

¿Cuáles son las condiciones de vida de la población en Gaza un año después de la invasión israelí?

Son mucho peores que antes de la invasión a causa del destructivo bloqueo que Israel ha impuesto. No se permite la entrada de materiales para la construcción ni de cientos y cientos de artículos necesarios que están relacionados con la construcción.

¿Qué repercusiones tiene el bloqueo?

Los materiales de construcción arrastran el conjunto de la economía. La economía sólo puede funcionar si se cuenta con los materiales y como esto no ocurre, todo está colapsado.

¿Por ejemplo?

Ahora mismo, el suministro de electricidad se interrumpe ocho o diez horas diarias en Gaza, millones de metros cúbicos de aguas residuales van a parar al mar porque se necesitan piezas de recambio que no entran a causa del bloqueo, el índice de desempleo es increíble

¿Cuál es el índice de desempleo?

Es difícil dar un porcentaje, pero es muy alto. En Gaza, los funcionarios cobran del Gobierno de Gaza, del Gobierno de Ramala o de UNRWA, pero el sector privado está colapsado. La guerra destruyó completamente el sector industrial y no hay importación o exportación. Gaza es una auténtica prisión cuyas puertas sólo se abren para que entre harina, aceite y otros productos esenciales. No puede entrar nada más.

¿Qué repercusiones sociales tiene el bloqueo?

Lo más grave es el efecto psicológico. Toda la población está asustada. En UNRWA, tenemos un programa para atender a 300.000 personas desde un punto de vista psicológico. Están enfermos, tanto por lo que sufrieron durante la guerra como por lo que han sufrido después. Hay problemas causados por la pobreza, por el mal funcionamiento de la sociedad, por el alto índice de divorcios... La conclusión es que en Gaza no hay futuro.

¿Se ha reanudado la ayuda exterior destinada a UNRWA?

El 62% del presupuesto ordinario de UNRWA viene de Europa, concretamente de la Unión Europea. Eso no quita que seamos deficitarios en nuestro presupuesto. A pesar de ello, no hemos pensado en reducir los servicios que ofrecemos a los refugiados.

¿Cuáles han sido las contribuciones más recientes?

En las últimas semanas, hemos recibido de la Unión Europea diez millones de euros para el programa educativo, los Emiratos Árabes Unidos han contribuido con 3,5 millones de dólares, Arabia Saudí nos ha dado tres millones de dólares Estados Unidos también está colaborando generosamente.

Si pudiera elegir sólo una cosa para cambiar la situación de Gaza, ¿qué elegiría?

Que se abra la frontera. Creo que los palestinos son un pueblo muy creativo y que simplemente abriendo la frontera se solucionarían los problemas más importantes. Ni siquiera necesitarían a UNRWA si se abrieran las fronteras y la gente pudiera entrar y salir. Ahora mismo en Gaza es lo mismo tener un dólar que un millón de dólares porque si tienes un millón de dólares, tampoco puedes hacer nada.