Público
Público

Se entrega un militar griego relacionado con la muerte de Fyssas

Había hablado con el asesino confeso de Fyssas, Yorgos Rupakiás, una hora antes del crimen y tres minutos después de los hechos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un militar retirado buscado por las autoridades griegas desde la semana pasada por su presunta implicación en el asesinato del rapero Pavlos Fysas se ha entregado este viernes a la Policía. Este hombre, de quien se cree que también milita en el partido neonazi Amanecer Dorado, había hablado con el asesino confeso de Fyssas, Yorgos Rupakiás, una hora antes del crimen y tres minutos después de los hechos, según se comprobó a través de los registros de las llamadas telefónicas.

El mismo Rupakiás había admitido durante su interrogatorio policial que esta persona lo había contactado por teléfono y le había pedido ir al café donde estaba la víctima del asesinato. La Policía tuvo las primeras informaciones sobre este militar en la reserva gracias a la confesión de un exmilitante de Amanecer Dorado que se puso en contacto con las autoridades helenas 39 horas después del asesinato, según los medios griegos. La misma fuente dio a la Policía informaciones sobre la actividad de otras cinco personas.

Anoche se entregó a la Policía el responsable de la organización de Amanecer Dorado en Perama, Anastasios Pantathís, implicado en el ataque de 50 'camisetas negras' contra militantes del Partido Comunista el pasado 12 de septiembre. Durante aquel ataque 9 militantes comunistas, entre ellos el presidente del sindicato de trabajadores de los astilleros, hubieron de ser ingresados en el hospital.

Según los testimonios recogidos por la Policía, Pantathís, que coordinó el ataque contra los militantes del Partido Comunista junto a otras tres personas, fue reconocido por las víctimas del ataque. Está también implicado en otro ataque, perpetrado por militantes del Amanecer Dorado hace un año contra pescadores egipcios, en el que una de las víctimas sufrió heridas graves.

En la última semana han sido detenidos numerosos dirigentes de Amanecer Dorado, además de miembros de las fuerzas de seguridad, supuestamente implicados en las actividades criminales de la organización fascista. La cúpula del partido ha sido imputada bajo los cargos de pertenencia a 'banda criminal', y a tres diputados -incluidos el líder, Nikolaos Mijaloliakos, y su 'número dos', Jristos Pappás- se les ha dictado prisión preventiva.