Publicado: 17.07.2016 12:39 |Actualizado: 17.07.2016 20:37

Erdogan sigue con su ajuste de cuentas: más de 6.000 detenidos tras el fallido golpe de Estado en Turquía

La purga se concentra en el Ejército y en el sistema judicial. El ministro de Justicia turco avisa de que habrá más detenciones en las próximas horas.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Erdogan saluda a sus seguidores en Estambul. / REUTERS

Erdogan saluda a sus seguidores en Estambul. / REUTERS

MADRID | ESTAMBUL. —El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, sigue con su particular ajuste de cuentas: ya son más de 6.000 los detenidos por su supuesta relación con el fallido golpe de Estado en Turquía.  Así lo anunció el ministro de Justicia, Bekir Bozdag, en declaraciones ala cadena turca NTV Haber

"El proceso judicial va a continuar", dijo el ministro, antes de avisar de que el número de detenciones aumentará en las próximas horas.



Erdogan culpa del golpe fallido a los partidarios del clérigo musulmán, Fethullah Gulen, a quien ha acusado frecuentemente de intentar fomentar un alzamiento del Ejército, los medios y el poder judicial. El propio Gülen ha rechazado categóricamente las acusaciones y ha insinuado que el golpe podría haber sido organizado por el propio Erdogan. Éste exigió anoche de Estados Unidos la detención y extradición de Gülen a Turquía.

Además de al Ejército, la purga alcanza también al sistema judicial por las sospechas de vínculos con Gulen. Eso es al menos lo que dice la Fiscalía del Estado. De momento ya han sido cesados de sus cargos y detenidos casi 3.000 fiscales y jueces, incluyendo responsables de los tribunales más influyentes. Sólo este domingo han sido detenidos un total 136 jueces y fiscales. Ayer, sábado, ya se había anunciado el despido de unos 2.700 del estimado total de 15.000 jueces de Turquía.

También han sido detenidos más de 3.000 militares. Las autoridades han intensificado asimismo la ola de detenciones en el Ejército: según la agencia de noticias Anadolu, este domingo fueron detenidos 52 militares en la base de Denizli, incluyendo un general, mientras que en la base de la OTAN de Incirlik fue detenida una docena de soldados, incluyendo otro general.

Por su parte, ocho generales de la Fuerza Área, que estaban supuestamente en una lista para ser comandantes regionales en el caso de un golpe exitoso, fueron detenidos anoche en el aeropuerto de Sabiha Gokcen, en la parte asiática de Estambul. Desde allí fueron trasladados al departamento antiterrorista de la policía de Estambul para ser interrogados.

Según la emisora de noticias NTV, en total han sido detenidos ya 34 generales del Ejército turco, todos sospechosos de estar involucrados en el golpe. Entre los detenidos hasta ahora destacan los responsables máximos del segundo y tercer ejército, respectivamente, Erdal Öztürk y Adem Huduti.

Otro de los arrestados es Akin Öztürk, excomandante de la fuerza aérea, que iba a ser supuestamente el nuevo jefe del Estado Mayor en caso de prosperar el golpe, asegura la prensa. El propio Öztürk ha negado en los primeros interrogatorios cualquier implicación en el golpe, informó hoy la emisora CNNTürk.

Los otros militares detenidos, empezaron a ser interrogados este mismo domingo por la policía.  

Varios soldados rasos, que estaban haciendo el servicio militar obligatorio en el momento del golpe, aseguraron que no sabían nada de un levantamiento militar. Indicaron que fueron llamados a salir de los cuarteles en lo que pensaban iba a ser un ejercicio militar.