Publicado: 24.11.2015 21:00 |Actualizado: 24.11.2015 21:00

Erdogan defiende el derecho a la protección de las fronteras tras el derribo del caza ruso

El embajador turco en la ONU, Halit Cevik, apoya a su presidente y señala que Turquía había escrito al Consejo de Seguridad en seis ocasiones con respecto a violaciones de la soberanía de Turquía, la integridad y la seguridad territorial.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Combatientes turcomanos sirios  con un arma de artillería antiaérea cerca del pueblo sirio septentrional de Yamadi. REUTERS

Combatientes turcomanos sirios con un arma de artillería antiaérea cerca del pueblo sirio septentrional de Yamadi. REUTERS

ANKARA/NUEVA YORK.- El presidente turco Tayyip Erdogan, ha defendido el derecho de Turquía a proteger sus fronteras después de que aviones de combate turcos derribaran un caza ruso cerca de la frontera con Siria, un incidente, según el presidente, Turquía había hecho todo lo posible por evitar.

"A pesar de haber sido advertido diez veces en cinco minutos de que venía hacia nuestra frontera, insistió en continuar su violación. Este avión fue derribado en una intervención por nuestros F-16", dijo Erdogan en un discurso en Ankara, añadiendo que las acciones fueron totalmente acordes con las reglas de enfrentamiento de Turquía.



"La razón por la que no han tenido lugar en el pasado incidentes peores con respecto a Siria es la sangre fría de Turquía. Nadie debe dudar de que hemos hecho muchos esfuerzos para evitar este último incidente. Pero todo el mundo debe respetar el derecho de Turquía a defender sus fronteras ," afirmó.

Erdogan también dijo que Turquía, junto con sus aliados, no tardaría en crear una "zona segura humanitaria" entre Jarablus de Siria y la costa mediterránea.

Por su parte, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha hecho un llamamiento a Turquía y Rusia para reducir las tensiones.

El portavoz de la ONU Stephane Dujarric añadió que "una revisión creíble y completa esclarecerá los hechos y ayudará a prevenir las consecuencias futuras".

Asimismo, instó "a todos los que se dedican a las actividades militares en Siria, especialmente campañas aéreas, a maximizar las medidas operativas para evitar consecuencias no deseadas".

Una coalición liderada por Estados Unidos ha estado bombardeando a militantes del autoproclamado Estado Islámico en Siria e Irak durante más de un año, a los que Rusia se unió, con ataques aéreos en Septiembre.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante su reunión con su primer ministro, Ahmet Davutoglu, en Ankara. EFE

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante su reunión con su primer ministro, Ahmet Davutoglu, en Ankara. EFE

En una carta dirigida al consejo de 15 miembros y al Secretario General de la ONU, el embajador turco ante la ONU, Halit Cevik, informó de que los aviones que se acercaron al espacio aéreo turco habían sido avisados diez veces en cinco minutos para que cambiaran de dirección.

Cevik también señaló que ambos aviones volaron más de una milla en Turquía durante 17 segundos, a lo que añadió que la nacionalidad de los aviones era desconocida.

"Después de la violación, el primer avión abandonó el espacio aéreo nacional turco. El segundo salió del espacio aéreo nacional turco por la intervención de un caza F-16, avión de combate aéreo que patrulla en la zona," reza en la carta del embajador, en la que añade que "el segundo avión se estrelló en la frontera turco-siria".

Ante la pregunta de si Rusia podría plantear la cuestión en el Consejo de Seguridad, el embajador ruso Vitaly Churkin, se limitó a contestar: "No sé, a lo mejor."

Por su parte, el embajador ante la ONU de Gran Bretaña, Matthew Rycroft, representante permanente ante las Naciones Unidas, confirmó que ningún país había pedido una reunión, pero que estaba dispuesto a convocar una si se le pide.

De igual forma Cevik recordó que Turquía había escrito al Consejo de Seguridad en seis ocasiones desde 2012, con respecto a violaciones de la soberanía de Turquía, la integridad y la seguridad territorial.

Asimismo, en la carta sentencia que "Turquía no dudará en ejercer sus derechos, que emanan de la ley internaciona,l para proteger la seguridad de sus ciudadanos y fronteras de conformidad con las normas y reglamentos establecidos."