Público
Público

Escalada bélica entre Hanoi y Pekín por los islotes Spratly

Son claves para controlar las rutas marítimas de la región y se les presuponen grandes reservas inexploradas de gas natural y de petróleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sureste de Asia está en pie de guerra por la soberanía de los archipiélagos Spratly y Paracel. Este conjunto de islotes deshabitados en el mar del Sur de China son claves para controlar las rutas marítimas de la región y se les presuponen grandes reservas inexploradas de gas natural y de petróleo. Se trata de un contencioso antiguo, pero cuyas brasas se han reavivado con furia en los últimos días. Hoy Vietnam tensó un poco más la cuerda, después de llevar a cabo maniobras militares con fuego real en la zona.

Vietnam, China, Taiwán, Filipinas, Malasia y Brunei reclaman soberanía sobre la totalidad o parte de las islas. La lucha más encarnizada la mantienen China y Vietnam. Pekín lleva tiempo exigiendo a todos sus vecinos que no se acerquen a los islotes y sus patrulleras persiguen a los barcos en la zona. Esto ha encendido a Hanoi, que incluso ha permitido dos grandes manifestaciones antichinas (protestar en la calle es ilegal en el país).

Vietnam parece dispuesta a que arda el bosque antes que claudicar ante China y ha pedido la mediación internacional de Estados Unidos. Sin embargo, Filipinas se opone rotundamente a la intervención de Washington, e incluso hubo una manifestación antinorteamericana en Manila por la constante intromisión de EEUU en el conflicto. Además, el presidente filipino, Benigno Aquino, renombró hoy el mar: desde ahora es mar del Oeste de Filipinas en lugar de mar del Sur de China.

Para cerrar el círculo, Taiwán advirtió el sábado de que las Spratly le pertenecen, y ha ofrecido a sus militares emplazados en Taiping, la mayor de las islas, la posibilidad de contar con barcos equipados con misiles, lo que provocaría una escalada bélica muy peligrosa para la región.